Viviendo solo: ¿cómo gastan su dinero las personas solteras?

Es sabido que cada persona es un mundo, y por eso sus hábitos de consumo y estilo de vida varían según la cultura en la que está inmerso, su contexto educativo, religión e idiosincrasia. Sin embargo, existe una visión más general aplicable a la mayoría de los individuos que conforman determinado grupo demográfico que puede dar cuenta de tendencias en la vida diaria, y que hoy está enfocada en la forma en que hombres y mujeres solteras gastan su dinero.

Al respecto, la Doctora Bella de Paulo hizo un cálculo para saber qué porcentaje del salario de una persona se gastaba en qué categoría de vida diaria, esto es: alquiler, vida social, educación, entretenimiento, salud, y más. Sus resultados demostraron que en general las mujeres solteras tienen más gastos que los hombres solteros. Pero ahondemos un poco más sobre cada categoría de estudio.

Respecto a los gastos referidos al hogar, las mujeres gastan casi un 40 por ciento de su salario en el hogar, mientras que los hombres lo hacen en un 30 por ciento. Esto incluye alquiler, impuestos y servicios.

En cuanto a la apariencia, las mujeres gastamos más en ropa que los hombres, dedicándole un 3.5 por ciento de nuestro salario contra el 2.4 por ciento que los masculinos invierten en su vestuario. Esto también incluye los servicios de lavandería o sastrería en caso de que fuera necesario. Bueno, esto no es novedad: las mujeres queremos vernos bien, lindas, y una forma de hacerlo es invertir en ropa y zapatos. Carrie Bradshaw no tiene nada de culpa en esto. Nada.

La categoría que incluye alimentos, bebidas y salidas a cenar es un poco más compleja. Las mujeres utilizan un porcentaje más alto de su salario que los hombres en los gastos del supermercado, y en frutas y verduras; en tanto que los hombres gastan más que las mujeres en salir a cenar a restaurantes (pues en general ellos son quienes pagan la cena en una cita), en alcohol y en tabaco.

 En cuanto a la salud y productos de cuidado personal como cremas, pasta dental, shampoo, y otros, las mujeres solteras gastan más dinero que los hombres, lo cual establece una coherencia con el porcentaje de dinero que invertimos las féminas en nuestra apariencia para vernos mejor.(CC)Nikita Kashner/Flickr

En cuanto a la salud y productos de cuidado personal como cremas, pasta dental, shampoo, y otros, las mujeres solteras gastan más dinero que los hombres, lo cual establece una coherencia con el porcentaje de dinero que invertimos las féminas en nuestra apariencia para vernos mejor.

Finalmente, los cálculos realizados sobre las categorías de entretenimiento y educación demostraron que no hay mucha diferencia entre los gastos que las mujeres hacen en actividades como ir al cine o recitales, alquilar películas, libros y revistas o incluso en educación, puesto que los hombres ocupan su tiempo libre de manera similar, diferenciándose solamente en algunas actividades que se hacen al aire libre como la pesca o el golf; u otras de puertas adentro como los videojuegos, aunque hay un gran porcentaje de mujeres que también disfrutan de estas actividades. De hecho, hay datos que indican que las mujeres gastan más tiempo y dinero en juegos para celulares o tabletas que los hombres.

Y en comparación, ¿es más caro ser soltero o estar casado?

Lo primero que uno tiende a pensar es que los solteros tenemos mayor cantidad de gastos, no sólo porque tenemos más vida social (hey! ¡Hay que encontrar a la media naranja!) lo cual implica tener un presupuesto asignado a las salidas; sino porque además el costo de algunos servicios se vuelven más caros por el simple hecho de que no tenemos con quién compartirlos, como el alquiler, los impuestos, la cuota del gimnasio o los servicios de salud. Esto es así siempre y cuando estemos viviendo solos y sin compartir vivienda y gastos con algún amigo o hermanos, situación que habitualmente le da un respiro al gasto mensual en alquiler o las compras en el supermercado.

Ahora bien, un estudio realizado sobre un universo de personas solteras viviendo solas y matrimonios recientes sin hijos, arrojó como resultado que –aunque por muy poca diferencia- las personas casadas tienen menos gastos que aquellas solteras, confirmando la premisa que se mencionó anteriormente.

Sin embargo, el informe concluye en que esta situación es solamente temporal, puesto que al momento en que llegan los hijos, los gastos del matrimonio aumentan considerablemente, sea en todos lo referido a indumentaria para niños, pañales, material de entretenimiento, consultas médicas a los pediatras, educación, entre otras cosas. Todo esto sin contar los casos de divorcio, cuyo costo económico es muy alto.

¿Y tú en qué gastas tu dinero? Cuéntanos en los comentarios si hay alguna categoría que quisieras agregar.

Compartir este artículo

Acerca del autor

Dejar un comentario

Este sitio usa cookies. Al continuar usando este sitio, estás de acuerdo con su uso. Para saber más, incluyendo como controlar las cookies, mira aquí Política de Cookies.

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar