¿Tu pareja te engañó? ¿Cómo seguir adelante después de una traición?

Cuando nos relacionamos con una persona, abrimos nuestros corazones hacia el otro, manifestamos nuestros miedos, esperanzas y secretos. Compartimos una parte de nosotros que no todo el mundo ve.

No obstante, ese acto de confianza se ve comprometido cuando esa persona nos traiciona. Se siente casi como una patada en el estómago entre la incertidumbre y la decepción.

El hecho es que la traición puede venir de cualquier parte, pero cuando lo hace nuestra pareja, parece que el dolor se magnifica y se vuelve insoportable. En ese momento nos preguntamos si realmente valdrá la pena volver a confiar.

Varios expertos en relaciones de pareja coinciden en lo siguiente: una traición es un golpe duro hacia la lealtad y la confianza del otro, es un acto duro, bajo y cruel.

Sin embargo, aunque se trata de un escenario bastante desagradable, no hay que perder la esperanza. Todos somos capaces de aprender de lo vivido y de seguir adelante, por medio de una serie de estrategias que podemos aplicar.

¿Has sufrido una traición por parte de tu pareja? ¿Necesitas saber cómo dejar el dolor de lado? Acá te daremos una serie de recomendaciones al respecto.

Algunas claves que necesitas saber para salir adelante después de una traición por parte de tu pareja

Imagen de Lucas Rychvalsky en Pexels.com

Aquí existe un aspecto muy importante que no podemos dejar de lado y tiene que ver con que la traición nos deja en una especie de estado de duelo. Experimentamos que aquello que vivimos no fue enteramente bueno después de todo y, claro, nos deja en una situación bastante vulnerable y llena de incertidumbre.

Es por eso que es vital permitirse sentirse mal, llorar o hablar con un amigo o un especialista. Se hace necesario pasar esta fase para tratar de entender lo que sucedió y cómo eso nos hace sentir.

Sí, se dice fácil pero hay que ser sinceros: se trata de una tarea complicada y también frustrante, lo cual no quiere decir que necesariamente sea imposible.

Las primeras reacciones:

Imagen de freestocks.org en Pexels.com

Sin embargo, después de una traición no pasamos al proceso de sanación de manera inmediata. De hecho, a las primeras de cambio, estamos sometidos a una vorágine de emociones y sentimientos que pueden abrumarnos una y otra vez.

Ira, decepción, rabia, dolor, rencor, vergüenza, son algunos ejemplos de aquello que podemos sentir cuando nos encontramos de frente la traición. Esto, por cierto, también estará condicionado por la personalidad de cada quien, así que las reacciones podrán variar.

Lo importante es no precipitarse a acciones de las que puedan traer consecuencias irreparables.

Entonces, ¿qué hacer para seguir adelante?:

Imagen de Juan Pablo Arenas en Pexels.com

Hemos dejado claro que la traición es un acto muy duro, pero eso no quiere decir que seamos incapaces de pasar la página. Por ello, hacemos unas cuantas recomendaciones.

1. No seas duro contigo mismo

Se sabe que el peor crítico que se tiene es un mismo y eso puede ser doloroso cuando se trata de una traición. Lo mejor en estos casos es tratar de recurrir con una persona de confianza con la que podamos a hablar libremente sobre cómo nos sentimos.

Recuerda: se trata de una situación que le puede pasar a cualquiera y culparte a ti mismo no es el mejor paso para sanarte.

2. Cuídate

Imagen de Pixabay.com en Pexels.com

Un paso importante es darnos tiempo y brindarnos los cuidados necesarios para atravesar el periodo de duelo. Puedes probar con realizar tus pasatiempos favoritos, escribir e incluso practicar algún deporte. Cualquier opción es válida.

¿Por qué esto es tan importante? Porque ahora tú te conviertes en la prioridad y en aquello que hay que atender con urgencia. No lo olvides.

3. Analiza la situación

Quizás se trate de uno de los pasos más difíciles pero es vital hacerlo para comprender el suceso de los acontecimientos. Además, esto también puede servirte para aprender y mejorar como persona, tanto para ti como para los demás.

4. No guardes rencor y ¡no te vengues!

La venganza y el rencor también son sentimientos que podemos experimentar después de la traición. El haberlos experimentado no quiere decir que tengas que hacer lo mismo a otras personas que nada tienen que ver con tu situación. Sólo iniciarás un círculo vicioso y desencadenarás duras consecuencias.

Aunque no lo parezca a simple vista, siempre hay mejores formas de canalizar estas sensaciones.

5. Acepta lo que pasó

Imagen de Min An en Pexels.com

La traición está presente en todas las relaciones y es algo con lo que debemos lidiar a lo largo de nuestra vida. Tras aceptar esto y lo que sucedió, seremos capaces de continuar y de relacionarnos con estupendas personas en el futuro.

Para lograrlo, es recomendable tomarse un poco de tiempo y calma. Nadie puede imponer presión ni premura, puesto que se trata de un proceso muy personal.

Ser abierto y sincero con lo sientes comprender lo que pasó y cuidarte a ti mismo, son unos cuantos pasos que pueden ayudarte a liberarte del sentimiento amargo de la traición.

Además, pasar un momento desagradable no debe ser excusa para conocer a otras personas, o no darle una nueva oportunidad al amor.

Compartir este artículo

Acerca del autor

Dejar un comentario

Este sitio usa cookies. Al continuar usando este sitio, estás de acuerdo con su uso. Para saber más, incluyendo como controlar las cookies, mira aquí Política de Cookies.

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar