Trucos para salir bien en tu foto de perfil del sitio de citas

Uno de los elementos más importantes en un perfil de sitio de citas es la fotografía, sobre todo en lo que respecta a las mujeres. En otros artículos hemos hablado sobre cuáles son los aspectos a tener en cuenta a la hora de escoger una y también al respecto de cuáles son las imágenes que se deben evitar. En esta nota, a fin de complementar esa información, te contamos todos los trucos que necesitas saber para poder salir bien en la fotografía y mostrar tu lado más atractivo.

Los 5 trucos más usados para salir bien en tu foto de perfil del sitio de citas

Una buena foto para el perfil en un sitio de citas no pasa sólo por tener buena luz, encuadre y foco, sino que también es muy importante que te sientas cómoda con la imagen que estás mostrando. Para poder sacar el lado más seductor y sexy de tu cuerpo y rostro, existen ciertos trucos que puedes utilizar. A continuación te los contamos.

1. Naturalidad

Es importante que evites las poses y sonrisas forzadas que te hagan ver incómoda y rígida. Se tu misma y anímate a jugar y amostrar tu lado más simpático. Una buena manera de descontracturarte y perderle el miedo a la cámara es hacer una serie de fotos en las que te muestres graciosa, por ejemplo puedes saltar, hacer morisquetas, levantar los brazos, reir a carcajadas, etc. Así empezarás a sentirte cómoda contigo misma y podrás posar tranquila para la lente.

2. Mirada seductora

No sólo tu cuerpo y tu sonrisa transmiten algo en una fotografía, sino que también tu mirada habla. Por eso debes intentar ser seductora ante la cámara. Practica con anterioridad frente al espejo a fin de descubrir cuál es tu mejor perfil. Por lo general, lo que favorece es mirar a la cámara fijamente por encima de la lente con la cabeza hacia adelante o ligeramente ladeada a un costado. Concéntrate en lo que tus ojos transmiten y verás cuán fácil es manejarlos. Para llamar la atención sobre este punto puedes emplear una sombra neutral, delineador y rimel.

3. Buena expresión

Nuevamente frente al espejo, practica cuál es la expresión que mejor transmite tu belleza natural y tu personalidad. Puede ser una sonrisa radiante, una media sonrisa con la boca entreabierta o un guiño pícaro. En esto, los labios juegan un rol fundamental y por eso una buena estrategia es utilizar un brillo suave que armonice con tu piel para darle volumen.

4. Postura cuidada

Los detalles a considerar dependen de si la foto es de pie o sentada. En el primer caso, tu vientre y nalgas deben estar apretados, pero sin que parezca que aguantas la respiración o que tienes los músculos tensionados. Además, debes estar firme, con la espalda recta y los hombros hacia atrás.

Por otro lado, nunca olvides fijarte en la posición que quedan tus extremidades. Los brazos pueden estar colgando a los costados de tu cuerpo, pero que no parezcan carentes de energía. A su vez, nunca los pegues a tu tronco, sino que deja un espacio de luz porque sino te harán ver más ancha. Una buena opción es colocarlos en jarra apoyando las manos en tu cintura.

Con respecto a los pies, nunca deben quedar con la punta hacia fuera o hacia adentro porque parecerás chueca. Pueden estar uno delante del otro como si estuvieras por caminar, colocando la rodilla del pie de adelante ligeramente doblada. También puedes optar por cruzar una pierna por delante de la otra, en una postura estilo bailarina, pero recuerda que no debe parecer forzada o que estás por perder el equilibrio.

En el caso de que estés sentada, también recuerda mantenerte erguida, con los hombros hacia atrás y el vientre apretado. Las piernas es preferible que estén cruzadas y las manos pueden descansar sobre tus piernas.

5. Atención al look

La vestimenta que utilices para la fotografía es fundamental porque dirá mucho sobre ti. En principio elige ropa que sabes que te queda bien y colores que te favorezcan en relación a tu tono de piel, de cabello y de ojos. Por otro lado, vístete de manera natural sin querer aparentar algo que no eres.

Una manera de probar si son las prendas adecuadas es apoyándolas sobre una pared blanca donde le de luz natural y artificial a la vez. De esa forma sabrás como les sentará el flash y si te será favorecedor.

Esto debe complementarse con un cuidado maquillaje. En este sentido, evita esas bases tipo crema que forman un máscara en tu rostro, para los flashes son mejores los cosméticos ligeros en polvo (recuerda aplicarlos en rostro, cuello y escote para tener una tonalidad pareja). La idea es camuflar tus imperfecciones sin que tu cara parezca de goma o artificial. Es fundamental transmitir frescura y naturalidad para que los demás te conozcan cómo eres, y no oculta bajo kilos de maquillaje.

Más información:

blog.loventine.com

Compartir este artículo

Acerca del autor

Dejar un comentario

Este sitio usa cookies. Al continuar usando este sitio, estás de acuerdo con su uso. Para saber más, incluyendo como controlar las cookies, mira aquí Política de Cookies.

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar