Trucos para ligar por Tinder aplicando el márketing

Última modificación: Por

ligar por Tinder aplicando el márketingTinder es la nueva aplicación que está de moda para buscar pareja desde el teléfono celular. El hecho de que la app sea tan moderna hace que todavía se estén explorando cuáles son las mejores estrategias para potenciar la cantidad de citas. Entre los investigadores enfocados en este tema se encuentra Blake Jamieson, un soltero cualquiera que se puso en la tarea de mejorar su suerte y descubrió una fórmula increíble con la cual consiguió 2000 mujeres en un día. ¿Quieres saber más detalles? No dejes de leer esta nota.

Trucos para ligar por Tinder aplicando el márketing

Lo que hizo Jamieson fue fundamentalmente aplicar aquello que estudió toda su vida y de lo que trabajó siempre: las reglas del márketing y de la publicidad. Todos estos trucos le permitieron “venderse mejor” y atraer la atención de una exorbitante cantidad de mujeres.

Respecto a sus impensables resultados, el soltero más ingenioso de Tinder manifestó no sentir que había generado falsas expectativas a nadie, pero si que se había aprovechado de la plataforma.  “¿He generado falsas expectativas a la gente? No, realmente no. He tenido unas cuantas conversaciones geniales con gente que de otra manera nunca habría conocido. ¿Me he aprovechado de  la plataforma? Diablos, sí”, reconoció.

Sin embargo, también aseguró que su experimento le permitió aprender mucho sobre “la psicología de las citas, los roles de género y el marketing de contenidos”.

Ahora ¿Quieres saber qué fue exactamente lo que hizo? Te lo explicamos paso a paso.

1. Hay que destacar

La primera regla que sigue toda empresa que quiere vender su producto y vencer a la competencia es: “Hay que destacar”. Pues eso fue justamente lo que hizo Jamieson.

Busco la forma de que su fotografía llamara la atención de las chicas por sobre todas las demás presentes en Tinder. Esta tarea fue para él un poco difícil dado las pequeñas dimensiones que tiene las imágenes, lo cual impide atraer por las facciones de la cara o el color de ojos. Sin embargo, el soltero descubrió finalmente la manera de hacerlo: con una frase.

Lo que hizo concretamente fue escribir sobre su foto “Match of the Day” (lo que en español significa “Ligue del Día”) con una tipografía igual a la de la aplicación. De esa forma hacia creer que era la misma app la que le había otorgado ese título. Esto hizo que él fuera automáticamente más interesante, ya que todas las damas querían conocer porqué era caracterizado de esa manera.

2. Vender atributos

Lo siguiente que hace toda buena empresa cuando promocionan un nuevo producto es destacar sus atributos, principalmente los que son diferentes a la competencia. Esto también fue aplicado por Jamieson, quien en cada foto, con la misma tipografía de Tinder, escribió aquellas cualidades que poseía y, según estudios, son los que más valoran las chicas de Tinder.

De esta forma, frases como “Limpia bien”, “Es más alto que tú”, “Le encanta surfear” y “En cambio, esos hoyuelos” acompañaban sus imágenes contando mucho más de él que lo que podían hacer los demás hombres.

Agregó además frases ingeniosas que demostraban su sentido del humor y simpatía. Un ejemplo sería: “¿A qué esperas para deslizar el dedo a la derecha?” (en alusión al movimiento que debe hacer alguien para comenzar a chatear con otra persona).

3. Determinar el mercado

Cuando un producto sale al mercado debe determinarse muy bien a quienes e dirige para así poder hacer una campaña eficiente. Pues esto no fue del todo aplicado por Jamieson, quien amplió el rango de edad que le interesaba y señaló que le gustaban todas las postulantes. Podría parecer un error, pero el hacerlo perseguía otro objetivo: ser completamente visible para toda mujer del Tinder, a fin de no arriesgarse a perder la oportunidad de relacionarse con alguien que pudiera ser su media naranja.

4. Lograr respuesta

Uno puede hacer una campaña estupenda y original, resaltar por sobre la competencia, llamar la atención y ser visibles por todos, y sin embargo no conseguir que alguien compre al producto. Pues a Jamieson le pasó eso, si bien tenía muchas entradas a su perfil no conseguía que le escribieran (sólo el 8% lo hacía).

Ante esta desilusionante situación decidió aplicar otra estrategia del márketing consistente en tender una trampa o señuelo que incentive al cliente o potencial comprador a adquirir el producto o, al menos, a probarlo. En este caos, lo que hizo fue cambiar el pequeño texto de la biografía. Abandonó su dulce frase “Coleccionista de momentos” y opto por una de la mítica serie televisiva de los 70 Starksy & Hutch: “Si dijera ‘Me gusta tu estilo’, ¿qué dirías tú? (Solo hay una respuesta correcta)”.

De esta forma estaba dando a conocer algo de él (su gusto por la serie) e invitando a que alguien que tuviera el mismo interés le respondiera. De hecho, la cantidad de mujeres que se animaron a escribirle pasó del 8 al 18% (un crecimiento del 125%).

Compartir este artículo

Acerca del autor

Dejar un comentario

Este sitio usa cookies. Al continuar usando este sitio, estás de acuerdo con su uso. Para saber más, incluyendo como controlar las cookies, mira aquí Política de Cookies.

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar