Terapia de pareja: descubre cuándo es hora de acudir a ella

La mayoría de las personas asocia la terapia de pareja con el último recurso al que se acude antes de separarse. Es decir con peleas, discusiones, llantos y sufrimiento de una relación que está a punto de terminar.

Eso hace que muchísimas personas que podrían beneficiarse de la terapia de pareja tengan miedo de recurrir a esa opción o, directamente, que piensen que no aplica a su situación o que ni siquiera la consideren.

Pero, en realidad, acudir a ese espacio no implica que una relación esté rota ni tampoco es exclusivamente para personas casadas. ¡Descubre más!

TERAPIA DE PAREJA: ¿POR QUÉ SE EVITA?

Acudir a un profesional puede parecer como un paso demasiado grande. Implica admitir que las cosas no son perfectas en la relación y que hay problemas. No es fácil aceptar esa realidad.

Además, si los miembros de la pareja no fueron a terapia previamente, puede que tengan miedos al respecto. Tal vez les resulte un espacio confuso o no quieran acudir porque no saben qué esperar.

Por si fuera poco, empezar una terapia implica buscar un profesional acorde, encontrar un horario que funcione para ambos miembros de la pareja y para el terapeuta y hacer el esfuerzo económico de pagar las sesiones.

Pero, a pesar de todo esto, la terapia de pareja puede ser muy beneficiosa para algunas personas.

¿EN QUÉ CASOS ES RECOMENDABLE?

Terapia de pareja ParejaImagen de S A R A H X S H A R P en Unsplash.com

La terapia puede ayudar a superar los desafíos y conflictos de la pareja.

Por empezar están las situaciones que claramente son un problema o un desafío. Por ejemplo, si en la pareja se rompió la confianza por una infidelidad, por mentiras relacionadas con el manejo del dinero o por otros motivos. El espacio de terapia es un gran lugar para que ambos miembros decidan si quieren reparar el vínculo o si prefieren separarse. En el primer caso, allí podrán trabajar en reconstruir la confianza. En el segundo, la separación podrá ser lo más pacífica y amigable posible.

Los problemas sexuales son otro motivo de consulta muy usual. En el espacio de terapia pueden aprender a comunicarse mejor sobre lo que sucede en su vida sexual y hasta recibir tarea para el hogar para mejorar la situación.

¿Y LOS ESCENARIOS SIN CONFLICTO CLARO?

Terapia de pareja CompromisoImagen de Gift Habeshaw en Unsplash.com

Cuando se acercan grandes hitos, como el casamiento, también puede ser útil ir a terapia juntos.

No siempre son los problemas o conflictos los que deben llevar a las parejas a terapia. Acercarse a un hito, como mudarse juntos o casarse, también puede ser un gran puntapié para acudir. Esos grandes momentos muchas veces generan estrés, que puede llevar a peleas. Adelantarse a eso es una estrategia inteligente por parte de las parejas. El terapeuta puede darles herramientas para comunicarse, entenderse y vincularse mejor.

Otra situación posible es que la comunicación entre los dos no sea la mejor. Si suelen sentirse ignorados, desconectados o no comprendidos, la terapia será de gran ayuda. Podrán adquirir herramientas que les permitan conectarse, escucharse y comprenderse mejor en el día a día.

¿QUÉ PASA SI MI PAREJA NO QUIERE IR?

Como dijimos antes, puede haber muchos motivos distintos por los que una persona no quiera ir a terapia. En principio, puedes hablar con tu pareja y explicarle que no tiene que ver con echar culpas y que se trata de un espacio donde ambos pueden permitirse ser vulnerables. Que allí podrán adquirir nuevas herramientas y estrategias para fortalecer el vínculo.

Pero si no quiere ir y no hay discusión al respecto, simplemente deberás respetar su decisión. Lo único que puedes hacer en ese caso es decidir si para ti se trata de algo negociable o no. Y, por supuesto, acudir a una terapia individual si te parece que te será de utilidad.

Compartir este artículo

Acerca del autor

Dejar un comentario

Este sitio usa cookies. Al continuar usando este sitio, estás de acuerdo con su uso. Para saber más, incluyendo como controlar las cookies, mira aquí Política de Cookies.

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar