Tendiendo un puente

Última modificación: Por

tendiendo un puenteUn puente representa la imagen de unión de dos puntos contrapuestos por un accidente geográfico. Llevado al plano de las relaciones humanas, nos refiere la imagen de dejar nuestras posiciones individualistas para conciliar con el otro y encontrarnos en un punto intermedio en una posición de a dos.

Este puente es el que transitamos todos los días de nuestra vida, a cada instante, toda vez que queremos vincularnos con otra persona; él representa el medio por el cual fluye quiénes somos en realidad: en palabras, gestos, cariños, miradas, sentimientos, afectos, silencios, pensamientos, etcétera.

El puente en sí no es bueno ni malo, sino que depende del uso que hagamos de él, podremos mostrar el costado más humano o no, de nuestro ser.

Costado más humano que mostramos cuando lo cruza lo mejor de nuestro ser interno, asociado con la imagen de nuestra esencia como personas, y por ello lo hará de manera franca, sincera, cristalina, pura, transparente, simple, equilibrada, delicada, sutil, verdadera, armoniosa, serena, maravillosa y hasta casi divina.

Por el contrario, mostraremos lo peor de nuestro ser cuando, quien lo cruce sea nuestra personalidad, vinculada con una imagen de nuestra fachada que asumimos o queremos que otros observen, personaje que por tal es ostentoso, ampuloso, ficticio, egoísta y vanidoso o peor aún cuando lo hacemos cargados de rencor, conflictos, despecho, indiferencia, resentimiento o reproches.

De lo expuesto surge que si alguna vez sienten que abandonaron el puente, les cuesta llegar a su mitad o la manera en que lo han hecho no ha sido la mejor, entonces reflexionen que tienen mucho por ganar en el aprender a relacionarse y vuelvan las veces necesarias, pero háganlo enteros, decididos y con valor, así como con entusiasmo, alegría y simpatía para compartir su sentimiento hacia la otra persona.

No pierdan la posibilidad de generar esa oportunidad; que su egoísmo, vanidad o amor propio no sean más fuertes que el sentimiento hacia los demás.

Compartir este artículo

Acerca del autor

Dejar un comentario

Este sitio usa cookies. Al continuar usando este sitio, estás de acuerdo con su uso. Para saber más, incluyendo como controlar las cookies, mira aquí Política de Cookies.

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar