¿Te enamoraste pero no hay química sexual?

Después de tanto esperarlo al fin llego el amor! Todo marcha sobre ruedas, llego el momento de conocerse en la intimidad, estas muy entusiasmado y con las expectativas al máximo, el tiempo parece haberse parado, la ansiedad te invade y al final de la noche todo resulta en una gran decepción, no pareció funcionar, será que falla el amor o es que no hay piel? Se puede hacer algo o será así para siempre?

Si sientes que no hay química entre ustedes, esta nota es para ti.

El hecho de no haber encontrado pasión en un primer encuentro o en los subsiguientes, no significa que en esa relación nuca habrá piel o sexo apasionado.
Una relación a largo plazo se apoya en algunas variables indispensables, (Matriz de los modelos de Stenberg, 1986): la pasión (erótica y romántica), la intimidad y el compromiso.
La pasión erótica es la dimensión física y fisiológica del amor: la activación general, deseo sexual, taquicardia, atracción física, etc.

La pasión romántica, en cambio, está formada por un conjunto de ideas sobre la pareja, por ejemplo estereotipos de pareja formados por la cultura; la idea que tu tienes de cómo debe ser una pareja, de qué es el amor, que se debe hacer, la omnipotencia del amor. Este conjunto de ideas esta apoyado en tu aprendizaje cultural de qué es romanticismo.

Las personas que tienen relaciones saludables y exitosas a través de los años mantienen un equilibrio entre la pasión erótica y la pasión romántica, la intimidad y el compromiso.

Una de las  razones por las cuales las relaciones pasionales no crecen y terminan, es porque la pasión erótica comienza en subida llegando rápidamente a su máxima expresión y luego de eso decae, mientras que la pasión romántica sigue una línea opuesta y ascendente, a medida que conoces y pasas más tiempo con tu ser amado esta aumenta en forma lenta y paulatina, interrelacionada con la intimidad y el compromiso.

a-las-parejas-casadas-no-les-falta-pasion(cc) Jazz Age Lawn Party/Flickr

En el 2010 un estudio realizado concluyó en que los casados tienen relaciones sexuales con mayor frecuencia y calidad que las personas solteras.

No es extraño que en el 2010 un estudio realizado por el centro para la promoción de la salud de la Universidad de Indiana, basándose en una compilación de estadísticas sobre las actitudes sexuales y hábitos de 5865 personas con edades comprendidas entre los 14 y los 94 años, concluyó en que los casados tienen relaciones sexuales con mayor frecuencia y calidad que las personas solteras.

El crecimiento de la relación sobre estos pilares y sus interconexiones, te acercan a la persona que amas conociendo sus gustos, dónde y de qué manera lo estimulas facilitándote también crear el clímax, que en los primeros y torpes encuentros es tan difícil de lograr.

Los sentimientos que tienes por tu pareja y lo que tu pareja tiene por ti, no es el único ingrediente para que la relación marche, mientras tu relación sucede se va viendo afectada por un gran número de factores, variables que pueden cambiar el desarrollo de la misma. La química sexual es uno de ellos.

Si aún estas dudando sobre si seguir o terminar, ten en cuenta el momento en que se encuentra tu relación, al principio tu sentir es enamoramiento, cuando solo ves en tu amado/a lo que deseas que él o ella sea, cuando llega la primer discusión, se caen las caretas y es allí cuando te encuentras con alguien verdadero, si decides continuar, comienza el amor, y el verdadero desafío.

Compartir este artículo

Acerca del autor

Dejar un comentario

Este sitio usa cookies. Al continuar usando este sitio, estás de acuerdo con su uso. Para saber más, incluyendo como controlar las cookies, mira aquí Política de Cookies.

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar