Relaciones online: ¿han cambiado con el paso del tiempo?

La actitud del público general en cuanto a las páginas y aplicaciones de citas han cambiado con el paso del tiempo. En un momento, aquello era visto como un acto de genuina desesperación, sin embargo ahora parece que ya forma parte de nuestra cotidianidad. De hecho, no es de sorprenderse conocer a alguien que ya haya hecho uso de ello, incluso nosotros mismos.

Sí, el Internet rompió ese paradigma para confirmar que la búsqueda del amor es algo que siempre está en constante evolución, es una necesidad que tenemos como seres humanos y lo digital se ha convertido en un nuevo aliado.

La expansión de estos lugares ya está al alcance de nuestros teléfonos. Sólo basta hacer una descarga para que nos paseemos por los miles de rostros que también ansían encontrar a su media naranja. Lo cierto es que la situación ha cambiado mucho, al menos en la última década y en Loventine te decimos por qué.

¿Han cambiado las relaciones online con el paso del tiempo?

Imagen de Bruce Mars en Pexels.com

Los primeros estudios que se realizaron al respecto comenzaron en el 2005, debido a la notable expansión de los sitios para encontrar pareja. Por supuesto, los antecedentes se remontan a la llegada del Internet, en donde cientos de páginas ofrecían conectar con otras personas a través de especies de anuncios clasificados.

Poco a poco, la modalidad de comunicación cambió: para los 90, las salas y foros se transformaron en páginas especializadas en citas online. Por ejemplo, algunas pioneras como Okcupid.com y Match.com todavía persisten en el mercado, siendo estas las más populares entre los usuarios.

Esto se evidencia, por ejemplo, en algunas estadísticas que son importantes de señalar:

-En el 2005, el 47% de los usuarios decían que las personas podían encontrar a la pareja ideal. En la actualidad esa cifra aumentó hasta el 53%.

-El 59% de los usuarios piensan que las páginas online son una buena herramienta para conocer a nuevas personas. Eso representa un claro contraste ante un 44% en el 2005.

-En el 2005, el 29% de personas indicaron que quienes usaban páginas de citas online estaban claramente desesperadas. Esta percepción ha disminuido a un 21% en nuestros días.

-El 70% de los usuarios están de acuerdo que las páginas de citas dan un mayor rango para conocer a todo tipo de personas.

La expansión de las apps para buscar pareja

Imagen de rawpixel en Pexels.com

Sí, las cifras anteriores son impresionantes, sobre todo porque son una clara muestra que el proceso de socialización en el ser humano cambia y se adapta ante las nuevas circunstancias. Si bien algunos fueron reacios al inicio, ahora la percepción general es mucho más positiva que antes.

Pero claro, esto es sólo el principio. El estudio de la evolución de las páginas y aplicaciones para citas también ha arrojado fenómenos igualmente curiosos y que llaman la atención, y esto se debe esencialmente porque Internet no sólo se quedó en las computadoras, también se abrió paso en los teléfonos celulares.

Gracias a ello, ya no sólo es necesario conectar con otras personas, sino también proveer un servicio que permitiese ser más conciso en la búsqueda de la pareja ideal, al menos así lo demuestra el 40% de usuarios que han usado estas aplicaciones y páginas, los cuales también han pagado para obtener servicios que permitan encontrar a una persona que vaya con sus gustos.

¿Qué otras cosas se han desencadenado con la llegada de las aplicaciones para citas online?

A pesar de las experiencias negativas, aún la gente sigue usando estos recursos.

-Al menos un 5% de usuarios (ubicados en los Estados Unidos), admitieron que tienen una relación estable o están casados con personas que conocieron en páginas de citas online. Esto representa un importante incremento en los últimos 15 años.

-Los adultos jóvenes son más abiertos en admitir que han conocido sus parejas a través de páginas y aplicaciones de citas, en relación a grupos de mayor edad.

-Las aplicaciones de citas tales como Grindr y Tinder, también ha contribuido a dar un valor agregado a las nuevas modalidades de interacción. Incluso, algunos usuarios han llegado a calificar estos sitios como los epicentros “de las relaciones dramáticas”.

-Asimismo, se estima que las mujeres son las más propensas de bloquear a los usuarios que las hayan hecho sentir incómodas, más que los hombres.

Conclusiones

Imagen de Bruce Mars en Pexels.com

Las relaciones online ya no son un estigma. Ahora representan un elemento importante en nuestro proceso de socialización y de relación que tengamos con los demás. Incluso, nos hace entender que no podemos subestimar las potencialidades ni los beneficios que acarrean estas herramientas, puesto que para algunos ha representado una gran oportunidad de conocer a otros y de vivir el amor.

La decisión de usarlas o no ya dependen de cada quien, pero es innegable que su influencia es palpable en cada momento. Quizás no está demás que les demos una oportunidad.

Compartir este artículo

Acerca del autor

Dejar un comentario

Este sitio usa cookies. Al continuar usando este sitio, estás de acuerdo con su uso. Para saber más, incluyendo como controlar las cookies, mira aquí Política de Cookies.

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar