¿Qué tipo de relación prefieres? ¿Monogamia o Poligamia?

Saber qué tipo de relación prefieres no solo te evitará problemas con tu pareja en el futuro, sino que te ayudará a descartar posibles prospectos, a conocerte mejor y a dejar claros tus términos desde el principio de cada relación amorosa que tengas de ahora en adelante.

La monogamia y la poligamia no son más que maneras de llevar una relación de pareja.

Como ya lo he dicho: todas las relaciones interpersonales se basan en acuerdos que, de ser respetados permiten que la relación sea amorosa, llevadera y feliz para las partes involucradas, pero de no serlo, llevará dicha relación derecho al precipicio.

El origen de las relaciones tóxicas es precisamente la falta de comunicación, o como me gusta llamarlo: la falta de acuerdos establecidos (o vacíos legales, en algunos casos).

Pero antes de decidir si prefieres la monogamia o la poligamia, te invito a que sepas de qué se trata realmente cada término.

Porque si eres del tipo de persona que gusta de tener simplemente relaciones sexuales a espaldas de tu pareja “oficial” pero al mismo tiempo te jactas de decir que es “amor de verdad”, te cuento que eso no es poligamia (¿qué otro nombre le pondrías?)

Así que, es tiempo de culturizarnos y ver en qué lado de la moneda queremos estar realmente conociendo el trasfondo del asunto.

Entonces, ¿qué tipo de relación prefieres?

Conoce estos tipos de relaciones para que elijas adecuadamente cuál va mejor contigoImagen de Free-Photos en Pixabay.com

Ambos conceptos son obviamente vinculados a la vida en pareja, pero uno es más aceptado que el otro en el mundo occidental.

Y, aun así, existen personas que son lo suficientemente descaradas como para utilizarlos sin saber de qué rayos se trata.

Ejemplo:

El tipo mujeriego que mencionamos antes también puede hacerse llamar “monógamo” a expensas de que su pareja “oficial” no sabe de la existencia de las otras, o en caso de que incluso lo sepa, se autodenomina de este modo por el vínculo netamente sexual que mantiene con sus amantes.

En el segundo caso, simplemente es una relación abierta. En el primero, es infiel y punto.

Tanto la poligamia como la monogamia son términos que encierran vínculos afectivos y sexuales no excluyentes.

Esto quiere decir que existe una relación mutua que incluye más que solo sexo en ambos casos.

Ahora veamos la diferencia clave:

Monogamia

La monogamia es la opción más popular, ¿o no?Imagen de Free-Photos en Pixabay.com

Este tipo de relación se basa en mantener una exclusividad sexual por tiempo determinado o bajo la lupa de alguna iglesia o ley.

Pero de ella deriva la monogamia seriada, que implica que no necesariamente has de estar hasta el fin de tus días con la misma persona, pero que existirá la exclusividad mutua hasta que su vínculo sexual y afectivo llegue a su fin.

Es decir que la pareja puede tener sus inconvenientes y pausar por algún motivo su relación sexual, pero siguen siendo exclusivos en este sentido llegando a una especie de abstinencia acordada.

O que, por otro lado, pueden haber cambiado los sentimientos de uno o ambos aun manteniendo el vínculo sexual que los une y sin romper la exclusividad acordada.

Esto se traduce en: mi novia/o está enojada y no me ha puesto un dedo encima en dos semanas, pero le soy fiel. O: ya no es lo mismo ya casi ni hablamos, pero el sexo sigue siendo genial y lo sigo haciendo solo con él/ella.

La monogamia puede sellarse o no mediante acuerdos formales o contratos como el matrimonio, o simplemente acordarse de manera verbal como ya he mencionado.

Poligamia

La poligamia real es el tipo de relación común en muchas culturas orientalesImagen de StockSnap en Pixabay.com

No se trata de tener cientos de cuadres ni visitar camas diferentes cada semana. Nuevamente: vínculo afecto-sexual.

Este tipo de relación viene de la cultura oriental tradicional, a pesar de ser bien recibida de este lado del mundo bajo el término de Poliamor.

Pero el término original se define como la unión oficial de un individuo con otros. Es decir, una persona se une a varias personas manteniendo su vida sexual y afectiva solo con esas personas.

En las culturas en que es legalmente aceptada la poligamia, la unión de las co-esposas (como es en el caso islam), debe ser aceptada por las otras.

Es decir, si a la primera esposa no le gusta la chica que propones para segunda esposa, no hay boda, ni cama, ni relación, ni nada. Terminan su relación y ya.

Si el sujeto va por la cuarta y acaba de conocer a la quinta indicada, primero vota la primera, luego la segunda y siguen así. Si alguna de ellas se opone a la unión, no hay negociación que valga: se termina la relación sin discusiones o todas se ponen en contra.

El poliamor por su parte es más abierto ya que incluye el conocimiento más no aceptación legal del siguiente involucrado. Además de no implicar uniones legales o eclesiásticas.

Como ves, en ambos casos se ve implicado el afecto.

Y ya que conoces las reglas de ambos tipos de relación y sus derivadas ¿prefieres la monogamia, la poligamia o el poliamor?

Compartir este artículo

Acerca del autor

Dejar un comentario

Este sitio usa cookies. Al continuar usando este sitio, estás de acuerdo con su uso. Para saber más, incluyendo como controlar las cookies, mira aquí Política de Cookies.

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar