Príncipes azules y cenicientas

principes azules y cenicientasDesde niños, todos nosotros hemos estado construyendo en nuestra mente una imagen de la persona con la cual quisiéramos relacionarnos; formada sobre la base de las narraciones, las películas de amor, las convivencias sociales, el modelo familiar, además del propio estereotipo, más el estímulo desmedido de la imaginación; todo ello dará por resultado una imagen de la persona ideal que, como caída del cielo, un buen día vendría a tocar nuestra puerta y a decirnos que nos ama con lo más profundo de su corazón. Además de ser bonito/a, elegante, amable, simpático/a, inteligente y con mucho dinero.

Quienes llevamos un poco más de vida recorrida sabemos que estos personajes no existen ni en la ficción ni en la vida. Sin embargo, algunas personas se empeñan afanosamente seguir en la búsqueda de estos estereotipos para intentar una relación, que para algunos derivará en amor ideal, dada la insistencia con la cual persisten en su búsqueda.

Esto se origina por una especie de embriaguez mental, donde alimentamos la imaginación, nos generamos ilusiones que dan por resultado personajes irreales y de fantasía, que suponemos algún día tomarán vida y llegarán a la nuestra.

Con ese parámetro irreal y de fantasía comparamos a todas las personas con las cuales nos relacionamos, donde esto nos ocasiona una permanente insatisfacción y constante desilusión, porque nadie nos resultará igual ni siquiera parecido en comparación a la ilusión creada.

Lo importante en este aspecto es tomar conciencia de esta situación creada por nosotros, y no desencantarnos de la otra persona cuando ya no queramos ver los atributos que nuestra ficción le atribuyó y que en realidad nuestro Príncipe azul o Cenicienta nunca tuvieron.

En el amor no vale lo de afuera, lo que se ve o aparenta; sino lo que se construye invisiblemente desde el corazón de cada uno hacia la otra persona. Cada uno es un ser especial y único, para quien así te lo haga sentir porque te abre su corazón, te brinde lo mejor de sí y promueva lo mejor de tu ser, porque siente verdadero amor.

Compartir este artículo

Acerca del autor

Dejar un comentario

Este sitio usa cookies. Al continuar usando este sitio, estás de acuerdo con su uso. Para saber más, incluyendo como controlar las cookies, mira aquí Política de Cookies.

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar