El preocupante aumento de las ETS y cómo combatirlas

Cuidar nuestra salud es uno de los objetivos que la sociedad actual persigue y fomenta. El aumento de personas que realizan ejercicio físico a diario y el incremento de los menús saludables en los locales gastronómicos son un gran indicio de ello.

Sin embargo, los últimos estudios realizados por la Organización Mundial de la Salud demostraron que ha habido un incremento notable y preocupante de las enfermedades de transmisión sexual (ETS). Es decir, la población ha tomado cartas en el asunto para estar bien físicamente y sentirse pleno, pero se ha descuidado en lo que la salud sexual respecta.

De acuerdo a los resultados publicados, unas 448 millones de personas se infectan cada año en el mundo con cuatro ETS que se pueden curar: Clamidia, Gonorrea, Sífilis, Tricomoniasis. Y esto resulta preocupante, puesto que han resurgido gran cantidad de casos de Sífilis, una enfermedad que se creía casi erradicada, pero que ha regresado con fuerza y es una de las que más preocupa a los profesionales de la salud.

Esto es porque, a pesar de tener tratamiento, si se diagnostica la Sífilis en un estadío temprano, puede producir severos daños en el cerebro, el sistema nervioso, el hígado, el corazón, las articulaciones, los ojos y los huesos. En pacientes más avanzados, los síntomas incluyen la dificultad para coordinar los movimientos musculares, parálisis, ceguera y demencia.

"Unas 448 millones de personas se infectan cada año en el mundo con cuatro ETS que se pueden curar"Sol Hernandez | El Blog de Loventine

“Unas 448 millones de personas se infectan cada año en el mundo con cuatro ETS que se pueden curar”

En Puerto Rico, por ejemplo, entre el año 2000 y el 2014 las enfermedades de transmisión sexual se triplicaron. Particularmente, la Sífilis pasó de registrar 175 casos anuales en el año 2000, a 485 casos en 2014; una cifra que es importante considerar para tomar acciones de prevención.

Por otra parte, en Argentina, en los dos últimos años los casos de la enfermedad aumentaron más del 30% de acuerdo a las estadísticas del Ministerio de Salud de la Nación. Todo esto, sin contar el incremento de las enfermedades como el Virus del Papiloma Humano (HPV), que no necesitan ser reportadas como sí están obligados a comunicar sobre los casos de VIH, Gonorrea o Clamidia. Además, como los jóvenes inician su vida sexual de manera más temprana, las infecciones han aumentado también en el grupo etario que va desde los 14 a los 25 años de edad.

De acuerdo a los médicos, el incremento de las enfermedades de transmisión sexual se debe a que las personas se han relajado en lo que a la protección respecta. Este tipo de enfermedades se transmiten durante el contacto sexual, sea vaginal, anal u oral, sin protección con una persona infectada; y en los últimos años se ha disminuido el uso de preservativos durante el sexo. Según explican los doctores, cuando en la década del ‘80 apareció el virus del VIH, el resto de las infecciones bajaron drásticamente porque existía el miedo a contraer esta nueva enfermedad y el uso de preservativo se hizo cada vez más popular.

enfermedades de transmision sexualSol Hernandez | El Blog de Loventine

“Cuando en la década del ‘80 apareció el virus del VIH, el resto de las infecciones bajaron drásticamente porque existía el miedo a contraer esta nueva enfermedad y el uso de preservativo se hizo cada vez más popular”.

Sin embargo, con los avances en el campo de la medicina respecto al tratamiento del VIH y el uso de retrovirales, el SIDA pasó de ser una infección crónica que no es sinónimo de muerte como lo era hace 25 años, entonces las personas dejaron de cuidarse tanto, incluso en las relaciones sexuales casuales. Sumado a esto, las pocas veces en que se incorpora el preservativo en el acto sexual es sólo en el momento de la penetración, dejando de lado el momento del sexo oral, circunstancia en la que también se producen los contagios.

Ahora bien, frente a este panorama, ¿cómo podemos mantener una vida sexual saludable?

Parecerá una obviedad, pero es importante remarcar la importancia de usar preservativo, pues es el método más efectivo para combatir las enfermedades de transmisión sexual. Y tener en cuenta que no sólo debe usarse durante el coito, sino también en el sexo anal y oral.

El fortalecimiento de la educación sexual es otra gran herramienta para combatir esta problemática. Mientras más jóvenes aprendemos los riesgos que conlleva el desconocimiento de estas enfermedades y la falta de protección, más se puede actuar sobre ellas.
Finalmente, el exámen periódico de nuestro estado de salud también contribuye a tener un mayor conocimiento de nuestro cuerpo y facilita el diagnóstico temprano de enfermedades (en el caso que hubiera), permitiendo la medicación y tratamientos a tiempo. Además, el testeo frecuente puede detectar enfermedades que todavía no han manifestado síntomas o signos de su presencia.

Acerca del autor

Dejar un comentario

captcha