¿Es posible que la tecnología afecte a tu relación?

Es frecuente escuchar que la tecnología está afectando a las relaciones humanas, y en muchos casos se la postula como una de las principales razones en la ruptura de una relación amorosa. Esto se debe, principalmente, a que el uso de artefactos electrónicos como smartphones o tablets han cobrado mucha mayor importancia en la vida del ser humano, incluso por sobre algunos aspectos esenciales como la salud física, emocional o espiritual.

Si bien no es algo que ocurra a todos los usuarios de tecnología, existen casos en los que la relación con estos gadgets o redes sociales se torna adictiva y es allí en donde aparecen los conflictos. El principal problema es, sin embargo, que estamos tan inmersos en una cultura que impulsa e influye el consumo de estos aparatos, que se vuelve difícil escapar de ella.

Como consecuencia, en un contexto en el que se puede contactar a otra persona durante las 24 horas del día, los 7 días de la semana, y hay que estar disponible para responder cada uno de los mails, mensajes de texto o mensajes privados de alguna red social, alguien que no está tan conectado puede ser considerado como una falla en el sistema. Esto, trasladado a las relaciones de pareja, ofrece un panorama particular que bien puede extrapolarse a un grupo más grande de individuos.

el amor y la tecnologíaSol Hernandez | El Blog de Loventine

“Los hombres también consideran que los gadgets interfieren con sus relaciones”.

Un estudio realizado por la profesora Sarah Coyne, de la Universidad de Brigham en Estados Unidos en el que participaron 140 mujeres que se encontraban en pareja. Los resultados arrojaron que más del 75% de ellas reportaron que los celulares tenían un impacto más bien negativo respecto a la habilidad de conectarse con su pareja. Esas mujeres también manifestaron notar un incremento en las discusiones con su pareja, lo cual las lleva a sentir que no están a gusto con la relación, deprimirse y estar menos satisfechas con su vida en general.

Sumado a estos resultados, una encuesta realizada por Harris Interactive descubrió que un tercio de los entrevistados utiliza sus celulares durante las comidas, citas amorosas e incluso durante las relaciones sexuales, lo cual afecta sus relaciones. En este contexto, los gadgets son -para muchas parejas- la fuente de pelea, especialmente cuando se lo utiliza durante la cena, o cualquier otro momento que podría ser significativo en la relación interpersonal. Es decir, situaciones en las que se podrían estar conectando entre ellos, sin intermediarios ni distracciones; situaciones que vuelven más fuerte un vínculo.

Y aunque pareciera ser una queja únicamente de mujeres, lo cierto es que no están solas en esto: los hombres también consideran que los gadgets interfieren con sus relaciones. Los doctores Christine Leggett y Pieter Rossouw del Diario Internacional de Neuropsicoterapia reportaron que la era actuar de conectividad digital permite a los seres humanos conectarse y desconectarse continuamente durante las interacciones cara a cara. En un exámen realizado a 21 parejas, encontraron que su sentido de seguridad, control y apego disminuyó debido al uso excesivo de dispositivos electrónicos, así como también aumentó su percepción negativa de la relación.

En definitiva, lo que estos estudios nos ofrecen, es una visión general de cómo el uso excesivo de la tecnología afecta negativamente a las relaciones humanas, especialmente los vínculos familiares y amorosos.

Una manera de solucionar este tipo de situaciones es acordar -de manera mutua- tiempos en los que el uso de estos dispositivos no esté permitido, para poder hacer otras actividades juntos. Por ejemplo, salir al parque, hacer algún deporte o pasear a las mascotas, siempre con los celulares en casa. También se puede optar por evitar usar los celulares y redes sociales en los momentos familiares, como los almuerzos o cenas, impulsando las conversaciones, viviendo el momento más conectado con las personas y no tanto con los individuos de la virtualidad.

De esta manera, las relaciones podrán ser más fuertes y mucho más saludables y duraderas.
¿Qué piensas? ¿Alguna vez has discutido con una pareja, un familiar o un amigo sobre el uso de tecnología en las reuniones?

Acerca del autor

Comentarios

  1. Nataly Cortés Responder

Dejar un comentario

captcha