Porqué se acaba el deseo en la pareja

La intensidad del deseo sexual es algo que cambia, y no sólo de una persona a otra sino que una misma persona puede cambiar a lo largo del tiempo. Así lo explica la psicóloga clínica y autora del libro “Te amo, pero no te deseo”, Alejandra Godoy Haeberle. A esto, la especialista agrega que las razones que generan los cambios pueden ser muchas. ¿Quieres conocerlas? A continuación te las contamos.

Porqué se acaba el deseo en la pareja

Entre las razones posibles de que una persona vea modificado su nivel de deseo figuran la edad, el estado sicológico y físico,  la etapa de la vida en que se encuentra la persona, el nivel de atracción por la pareja,los fracasos laborales y/o económicos, el uso de medicamentos, las enfermedades y la falta de comunicación con el/la compañero/a.

Sin embargo, la especialista pone el acento en cinco cuestiones que considera fundamentales y definitorias: la crítica, la obesidad, la rutina, el miedo y las drogas. Veremos cada una de ellas con mayor detalle.

Obesidad

Según comenta la especialista, el exceso de peso o estar a disgusto con el cuerpo genera baja autoestima, esto afecta directa e inconscientemente en la libido, reduciendo el deseo y el buen desempeño sexual. Es importante tener en cuanta que esto puede ocurrir aunque la pareja no indique descontento hacia el físico de su compañero/a. De hecho, una investigación de la Universidad de Duke, Estados Unidos, afirma que el 68% de las personas con sobrepeso no se sienten sexualmente atractivas aunque nadie les haya hecho un comentario negativo respecto a su figura.

Críticas

Según el psicólogo Kevin Leman, autor de “Sex Begins in the Kitchen”, las críticas en una pareja son destructivas, aunque uno considere que estas son constructivas. El tema sexual debe abordarse con mucho tacto y haciendo siempre hincapié en lo positivo, para luego pasar con suavidad a mencionar lo que se desea que el otro mejore. Nunca debe tratarse de una crítica dura y directa porque mata todo deseo poco a poco.

Rutina

Los expertos aconsejan que para evitar caer en la rutina es necesario despertar la pasión y las emociones con “novedades”. La idea es generar emoción e incertidumbre, que la pareja no piense que sabe todo lo que va a ocurrir.  Todo cambio en la manera habitual en la que suele desarrollarse el encuentro amoroso es de ayuda.

Miedo

Muchas personas temen entregarse completamente a otro, esto puede ocurrir por diferentes razones pero todas relacionadas a traumas pasados o malos momentos vividos. Es importante que sepas que puede ocurrir aunque estés hace mucho tiempo con una persona y le tengas mucha confianza. La mejor manera para superar esto es buscar ayuda y conversar al respecto.

Drogas

Utilizar drogas o fármacos afecta directamente la libido y el desempeño sexual, según explica la psicóloga clínica Godoy Haeberle. ¿De qué forma ocurre esto? Pues al generar estos químicos que la persona se sienta evadida de la realidad, hay un manifiesto desinterés en responder a los estímulos eróticos. Es decir, el sentido o deseo sexual se ve bloqueado.

A estas cosas se suma el estrés. De hecho, cualquier situación que genere tensión a uno de los miembros de la pareja, tenga esta que ver o no con la relación, afecta directamente al desempeño sexual. Esto se debe a que es difícil despejar tu mente y concentrarte en el encuentro amoroso.

Finalmente, se encuentra el mito del matrimonio. Sin embargo, este no sería el problema en realidad sino que la dificultad a sortear para una pareja monogámica es la convivencia, sea esta como marido y mujer o como novios. De hecho, una reciente investigación orientada a descubrir cómo evoluciona la libido en una relación de pareja estable confirmó que el deseo erótico de las mujeres va disminuyendo durante los primeros 4 años de convivencia, mientras que el de los hombres tarda más en disminuir  o no lo hace nunca. Esto no quiere decir que por esta razón las mujeres tiendan a ser más infieles, sino simplemente que ellas se aburren más pronto en cuanto a las actividades en la cama.

Recuperar el deseo

Para los especialistas, el secreto para superar la disminución del deseo sexual, cualquiera sea su causante, está en el diálogo abierto con el otro. Es decir, en comunicarle a la pareja lo que se siente antes de que sea demasiado tarde para revertirlo.

Si no te animas a hacerlo es importante que tengas en cuenta que haber perdido el interés sexual no significa necesariamente que ya no ames a tu compañero/a, y que si lo expresas con tacto y cariño no tienes porque generarle una herida.

Las formas para volver a prender la llama no se encontrarían entonces en recuperar el amor perdido, sino en saber manejar el erotismo. Esto se alimenta principalmente de cuatro puntos: variedad, fantasía, transgresión y novedad. Aplicando estos cuatro pilares seguramente el deseo retornará poco a poco.

Más información:

sexualidad.salud180.com

debate.com.mx

entremujeres.clarin.com

Compartir este artículo

Acerca del autor

Dejar un comentario

Este sitio usa cookies. Al continuar usando este sitio, estás de acuerdo con su uso. Para saber más, incluyendo como controlar las cookies, mira aquí Política de Cookies.

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar