Poliamor. ¿Relaciones reales o promiscuidad enmascarada?

Hoy hablaremos de un nuevo concepto que se suma a nuestro léxico diario: Poliamor. Pero, ¿se trata de una verdadera inclinación, de un nuevo estilo de poligamia o simplemente de un nuevo término para referirse a la promiscuidad con mayor “sutileza”?

Estamos en un momento en que podemos expresarnos y es casi ilegal no hacerlo. Independientemente de lo que te guste o no, eres libre de decirlo (aunque no siempre de disfrutarlo).

Quiero que conozcamos este nuevo término, a qué hace referencia realmente y cómo podemos saber si nuestra pareja desea realmente este tipo de relación por convicción propia o simplemente lo utiliza como una excusa para salir con más de una persona al mismo tiempo.

Poliamor, un nuevo estilo de relaciones amorosas

Poliamor, un nuevo estilo de relaciones amorosasImagen de Daniel Ramirez en Flickr.com

La expresión existe y se trata de un nuevo concepto ya utilizado en nuestra lengua de manera cotidiana. Incluso los americanos le han abierto los brazos llamándolo polyamory.

Este tipo términos nace cuando una población acepta la existencia de algo nuevo apto para ser digerido por la sociedad y el hombre promedio. Es decir, es oficialmente un neologismo.

El poliamor se refiere a un estilo de vida que se basa en la inclinación a mantener relaciones reales, amorosas y/o sexuales con más de un individuo al mismo tiempo.

A diferencia de las relaciones con infidelidades, se supone que el poliamor en lugar de ser una relación abierta es una relación de más de dos personas en la que todos los involucrados aceptan incluirse dentro de la misma.

Esto implica que todos los involucrados sepan que las otras parejas de sus parejas existen. Diferencia número 1 con la promiscuidad.

Diferencias entre poliamorosos y promiscuos

Diferencias entre poliamorosos y promiscuosImagen de luxstorm en Pixabay.com

En primer lugar, quiero recalcar: los poliamantes basan su relación en la ética y transparencia, por lo que todos los involucrados saben de la existencia de (e incluso conviven con) los otros integrantes de la relación.

El poliamor toca el vínculo sentimental y el sexual de forma inclusiva. Por otro lado, las personas promiscuas buscan simplemente su satisfacción sexual.

Además, las relaciones descritas por personas que se consideran poliamorosas son sostenidas en el tiempo, es decir, se trata de relaciones largas y duraderas. Cosa que es totalmente distinta con personas promiscuas.

Por último, las relaciones poliamorosas son consideradas relaciones en evolución.

Esto implica que una pareja con un tiempo determinado de relación y cierto nivel de madurez emocional decide en conjunto experimentar este tipo de relación por mutuo acuerdo, poniendo sobre la mesa las cartas claras con los nuevos participantes.

Normalmente, con la promiscuidad no existe relación antes de que la integración de un tercero.

Tipos de poliamor

¿Conoces los tipos de Poliamor?Imagen de trevoykellyphotography en Pixabay.com

A pesar de tratarse de relaciones no exclusivas con vínculos duraderos, dentro de ellas existe un orden (otra diferencia con la promiscuidad).

En todas ellas existen acuerdos entre sus integrantes, y son precisamente las que las subdividen en tipos de poliamor.

Está la polifidelidad, donde el vínculo sexual es exclusivo con ciertos miembros de la relación a pesar de existir un vínculo afectivo múltiple.

La poligamia (común desde hace siglos en determinadas culturas orientales) donde una persona se casa con varias otras del sexo opuesto que pueden estar ya casados o interrelacionarse.

Los matrimonios abiertos basados en relaciones jerárquicas donde existe una relación principal y una o más secundarias.

Los matrimonios o relaciones grupales, donde a modo de socios igualitarios, todos tienen el mismo valor equitativamente otorgado y bajo acuerdo con los demás integrantes.

Las relaciones mono-poliamorosas, cuando uno de los integrantes de la relación “principal” sostiene relaciones externas y poligamia bajo aceptación y consentimiento del otro integrante que, a su vez, se inclina por mantener una relación monógama con el otro.

Y las relaciones conexas ponderadas, donde todos los integrantes tienen la libertad de relacionarse con otros individuos de forma simultánea.

Conclusión

En conclusión...Imagen de rawpixel en Pixabay.com

Básicamente, podemos diferenciar el poliamor de los cuernos en base al conocimiento de la existencia de todos los involucrados en la relación que los demás involucrados posean.

En términos sencillos, si tu pareja o prospecto de pareja te plantea llevar su relación a este nivel, existen varios puntos sobre los que deberías reflexionar.

Primero, si no estás de acuerdo ello: dilo. Si presentas alguna objeción y tu pareja insiste a pesar de tu inconformidad o procede sin tu consentimiento, clasifica más como infidelidad que como poliamor.

Si tu pareja procedió incluso sin consultarte, es aun más marcado el hecho de que utiliza este concepto como una excusa para ponerte los cuernos.

O si simplemente descubres a un tercero y recurre a llamarse a sí mismo poliamoroso, sabes que el término para denominarlo no es el mismo.

Personalmente considero que este tipo de relaciones puede existir e incluso funcionar, dependiendo de qué tan claros sean los acuerdos propuestos y aceptados desde el principio, el tipo de jerarquía que se establezca y la madurez emocional de los involucrados.

Abrirse a una relación poliamorosa implica compartirte a ti mismo con otros y entregarte con más de uno, aceptando que tu pareja haga lo mismo.

Abstenerse controladores, celópatas o personas que sufren de dependencia emocional marcada.

Yo en lo particular, no lo haría. Pero ya conoces como funciona y sabes como puedes proponerlo (y como leer las lagunas legales si alguien te lo propone)

Tú, ¿te abrirías al poliamor?

Compartir este artículo

Acerca del autor

Dejar un comentario

Este sitio usa cookies. Al continuar usando este sitio, estás de acuerdo con su uso. Para saber más, incluyendo como controlar las cookies, mira aquí Política de Cookies.

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar