Poliamor: Donde aman dos, aman tres… o cuatro

April entra al ayuntamiento acompañada de dos hombres…

April: – Hola Leslie, él es mi novio gay Derek, y él es su novio Ben

Leslie: – Hey! wow, perdón… ¿Cuál es la situación? ¿Cómo funciona?

April: – Derek es gay, pero es heterosexual para mí y es gay para Ben; y Ben es gay con Derek. Y yo odio a Ben.

Derek: – No es tan complicado…

(Parks & Recreation – Episodio 1, Temporada 2)

La escena se acaba de describir se desarrolla en el primer episodio de la segunda temporada de la serie televisiva Parks & Recreation, creada por la humorista Amy Poehler, y da cuenta -en cierta manera- de una tendencia en la forma que eligen algunas personas al relacionarse amorosamente: el poliamor.

Pero, ¿qué es el Poliamor?

En su forma más reduccionista, el poliamor es el amor que se desarrolla entre varias personas de manera simultánea, con pleno consentimiento y conocimiento de todas las partes involucradas. Es decir, el poliamor significa tener más de una relación íntima, amorosa, sexual y duradera; y aunque es fácil confundirlo con otras prácticas, el poliamor no incluye el intercambio de parejas (swingers), orgías o relaciones sexuales casuales. De hecho, tampoco puede considerarse un equivalente de la poligamia, pero sobre esto ahondaremos más adelante.

¿Lo interesante? El poliamor es tan diverso que no distingue entre sexualidades y géneros, por lo que las relaciones que se forman están adaptadas a las preferencias de cada individuo que las conforman. Por ejemplo, en el caso de la escena en que April presenta a su novio Derek y al novio de él, Ben, se observa esta pluralidad en donde Derek es el común denominador entre otras dos personas de diferentes sexos y orientaciones sexuales.

En este sentido, cada uno de los miembros de la relación está de acuerdo con la diversidad y, aunque si bien está presente, el sexo pasa a un segundo plano puesto que lo principal es el amor que hay entre las partes. Esto también deja en claro la importancia que tienen la ética, la honestidad y la transparencia entre las personas involucradas en este tipo de relaciones.www.belelu.com

En este sentido, cada uno de los miembros de la relación está de acuerdo con la diversidad y, aunque si bien está presente, el sexo pasa a un segundo plano puesto que lo principal es el amor que hay entre las partes.

Esto también deja en claro la importancia que tienen la ética, la honestidad y la transparencia entre las personas involucradas en este tipo de relaciones.

Ahora bien, ¿existen reglas? ¿De qué manera se desarrollan las relaciones poliamorosas? Sí, como todas las relaciones amorosas entre personas, hay algunos valores que guían la naturaleza de las parejas múltiples. Aunque cada pareja es un universo diferente, estos son los principales valores que los poliamorosos consideran importantes para tener relaciones profundas y comprometidas:

  1. Fidelidad, en el sentido de ser claros con sus parejas respecto a sus relaciones y cumpliendo con los compromisos hechos con cada uno de ellas. En el poliamor la fidelidad no está relacionada a la monogamia, sino que es una contraposición a ésta. Esto también incluye el respeto y honestidad.
  2. Comunicación y negociación, en las relaciones múltiples se convierten en dos pilares fundacionales, puesto que todos los individuos involucrados deben acordar de qué manera funcionará la relación y bajo qué términos.

A diferencia de las relaciones tradicionales en las que uno de los principales acuerdos es la exclusividad entre las partes, las relaciones poliamorosas no se desarrollan bajo esta concepción puesto que la consideran restrictiva y como una prohibición posesiva. En cambio, los poliamorosos perciben el amor como un enriquecimiento de la vida y por ello aceptan que puedan amar a alguien más, sin atentar contra el vínculo que ya se ha formado.

Momento… ¿Amar a más de una persona? ¿No tienen celos?

Este es, quizá, el campo más difícil sobre el que debe trabajarse a la hora de tener una relación múltiple. Si bien el ser humano es celoso por naturaleza, la filosofía del poliamor busca evitar que los otros individuos que participan de la relación múltiple sean considerados una posesión, lo cual suele ser el desencadenante de los celos y la desconfianza.

Por esta razón, en el poliamor existe la compersión, un estado emocional que refiere a la felicidad que tiene una persona al ver a su pareja experimentar alegría, o disfrutando de otra relación. La compersión vendría a ser, entonces, un estado opuesto al de los celos. Si volvemos al ejemplo de la escena de Parks & Recreation, el hecho de que April diga que odia a Ben pero aún así disfruta de su relación con Derek y lo ve feliz con Ben, significa que ella empatiza con la idea de que Derek sea feliz con alguien más, convirtiéndose en un caso de compersión.

Poliamor vs. Poligamia

Teniendo en consideración este conjunto de características propias del poliamor es fácil pensar que es lo mismo que la poligamia, pero -como mencionamos anteriormente- esto no es así.

Si bien la poligamia puede considerarse como una forma de poliamor, lo cierto es que la principal diferencia se encuentra en que la primera está -a menudo- establecida legalmente como forma de matrimonio o unión múltiple, generalmente en los países cuyas leyes están basadas en la religión, como el Islam (aunque no todos los países musulmanes la practican). Por el contrario, el poliamor implica un acuerdo entre los miembros de la relación y por lo general está visto como un movimiento contracultural.

A su vez, la poligamia está dividida en dos subgrupos. Por una parte está la poliandria, en donde una mujer se casa con varios esposos; y por otra, la poliginia, cuya práctica implica que un hombre se case con varias mujeres. Esta última es la más común de las formas que vemos actualmente.

Manifestaciones del poliamor

Como vimos, las relaciones poliamorosas son tan complejas como las relaciones consideradas tradicionales, y por ello es que existen distintas formas en las que se desarrollan. Algunas formas de poliamor son:

  1. Polifidelidad, que implica que las relaciones sexuales se restringen sólo a los miembros de la relación múltiple.
  2. Relación o matrimonio grupal, en donde todos los miembros están asociados uno entre otros.
  3. Redes de relaciones conexas, en donde cada persona puede involucrarse en varias relaciones.
  4. Relaciones mono-poliamorosas, en donde uno de los integrantes es monógamo pero acepta que su pareja no lo sea.

Finalmente, existen algunas visiones negativas frente a este tipo de relaciones. Desde la psicología mencionan que estas prácticas ponen al individuo en una situación de desequilibrio puesto que la falta de celos puede significar que la persona esté viviendo algún tipo de ilusión. Las religiones, en su mayoría, limitan las relaciones matrimoniales a la monogamia y desestiman la posibilidad de los enlaces múltiples. Pero estas concepciones no son un limitante para quienes se consideran a sí mismos como poliamorosos, y por ello es que es cada vez más común escuchar sobre estos casos.

¿Qué te parece? ¿Consideraste alguna vez que podrías amar a dos personas por igual al mismo tiempo? ¡Cuéntanos!

 

Fuentes:

Discovery ID

El Mundo

EntreMujeres

Acerca del autor

Dejar un comentario

captcha