Placeres secretos de las páginas de citas

Las páginas de citas son populares, y si a la fecha nunca has escuchado hablar de ellas, definitivamente vives en otro planeta. Pero son los placeres y secretos de las páginas de citas las que las hacen tan conocidas.

No solo se trata de conocer personas nuevas o una que otra noche de pasión, se trata de todo un juego, un protocolo diferente lo que las hace tan llamativas.

Así que además de las que vamos a mencionar ahora, quiero que me cuentes cuales placeres y secretos encuentras tú en este tipo de página, cuales has escuchado mencionar y cuales lo hicieron tan atractivo este mundo para tus ojos.

Los placeres que hacen tan adictiva esta parte de la webImagen de 366308 en Pixabay.com

Placeres y secretos de las páginas de citas

Todo en esta vida tiene algo de llamativo o de lo contrario cae y muere en el olvido. Esto aplica para las páginas de citas.

Se han convertido en el azúcar de la web: eso que todos intentan dejar, pero vuelven a consumir una y otra vez, ya sea por placer o por mera costumbre.

¿O vas a pretender que nunca te has abierto una cuenta en alguna de estas plataformas? Incluso luego de un trago amargo con alguna persona sacada de estos sitios y darte “un tiempo” de baja, todos volvemos a ella, y es que realmente son adictivas.

Los placeres que esconden estas páginas van más allá de la promesa de sexo sin compromiso o un amor estadísticamente calculado para cada uno de nosotros.

Se trata de encontrarte con personas que jamás habrías conocido de no ser por la internet, pero aun más, de regalarte momentos inusuales que no vivirías de otro modo.

Placeres y secretos de las páginas de citas que seguro nunca imaginasteImagen de Vitabello en Pixabay.com

Más placeres y ventajas de estos sitios

Tener una vida social o sexual activa es algo que muchos experimentamos en algún momento de nuestra vida, y esas sensaciones y endorfinas liberadas por esos momentos particulares nos acompañan cada vez que lo revivimos con una nueva persona, de una manera diferente en cualquier otro momento de nuestra vida.

La emoción de ir de fiesta con amigos, los nervios de esa primera cita con el sujeto que te gustaba de la universidad y la expectativa al momento de tu primer encuentro sexual con esa persona son geniales, pero nada se compara con la emoción que te genera no saber nada de nada.

Los motivos que hacen tan populares estos sitios web es que además de ser super discretos (a diferencia de los casamenteros), tienen justo lo que necesitas almacenado en una base de datos de cientos de miles de usuarios que te buscan a ti, que a su vez: eres justo lo que necesitan.

Más placeres y ventajas de estos sitiosImagen de watcharaph en Pixabay.com

Una nueva forma de ligar, con o sin romance incluido

Indiferentemente de lo que busques, siempre podrás encontrarlo en una página de citas por internet. El detalle es que conquistar ese algo (alguien, más bien) por medio de un chat, es un juego totalmente diferente.

No es como que lanzas las líneas de siempre, le invitas el trago o le pides ayuda a tus amigos y te preparan el camino en un instante.

Se trata de una pantalla sin juicios a la que no puedes interpretar aunque leas todo lo que escribe, y es eso lo que lo hace tan excitante.

Personalmente veo estas páginas como un reto (y es según yo, el placer secreto más grande que esconden). Y es que puedes estar enviando un chiste genial y recibir tres líneas de “jajaja” en respuesta, pero no tienes idea de lo que realmente pasa.

Sabes que quieres amor, pero no sabes si lo estas consiguiendo, o sabes que quieres solo sexo (y asumes que todos buscan lo mismo) pero podrían sorprenderte con lo contrario.

Es una especie de juego sin regla en el que solo controlas lo que tecleas, mientras esperas que la otra persona sea lo que te promete ser.

Es adrenalina pura en cada “enter” y eso es lo que las hace tan adictivas.

El reto más grande: una nueva forma de coquetearImagen de Free-Photos en Pixabay.com

¿Y siempre el resultado es positivo?

No.

Y esa representa otra costumbre adictiva del ser humano: amar la piedra con la que tropiezas o buscar una similar.

En estas páginas puedes conseguir personas reales, honestas, sensuales, depredadoras, deprimidas y hasta perros (literalmente), es un vistazo rápido a la humanidad en todas sus presentaciones: un catálogo de gente.

Y más allá de los éxitos o sinsabores que puedas leer a diario, el placer humano más satisfactorio de estas páginas es el de socializar.

Aun si Facebook fue creado estrictamente para esto, las páginas de citas se hicieron para encontrar y unir personas para que hagan eso que querían, para cumplir el rol que buscaban.

Digo, ¿realmente conoces a todos tus amigos de Facebook? ¿te has tomado un café con cada uno de ellos?

Quizás más que un placer, es una necesidad. La necesidad humana de estar rodeados de personas y darnos un respiro de nuestro círculo social habitual, conocer gente nueva, ir a otro sitio y hablar de lo que sea.

No todo es color de rosasImagen de HolgersFotografie en Pixabay.com

Pero lo que los psicólogos y noticias no te dicen, es que en este tipo de plataforma te conoces a ti mismo.

Literalmente coqueteando solo con chats te das cuenta de muchas cosas que te gustan o disgustan. Más aun cuando aceptas o rechazas invitaciones de otros usuarios.

Te das cuenta de que quizás no eres tan mente abierta o de que después de todo, d que incluso quizás sí tienes un prototipo de persona para llevarte a la cama.

Además, puedes descubrir como un perfecto desconocido te juzga menos que tu propio entorno, y ese es uno de los placeres de las páginas de citas más delicioso de todos: acaban por hacerte adicto a lo desconocido, a lo nuevo, a lo diferente y a lo que difiere de tu “normalidad”.

Compartir este artículo

Acerca del autor

Dejar un comentario

Este sitio usa cookies. Al continuar usando este sitio, estás de acuerdo con su uso. Para saber más, incluyendo como controlar las cookies, mira aquí Política de Cookies.

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar