¿Peleas en pareja? Aquí te decimos qué hacer para reducir el conflicto

Toda relación pasa por eso porque se trata de una situación que es inevitable. Los conflictos son esos momentos tensos que la pareja pasa, sobre todo, cuando se manifiestan esas diferencias que son tan naturales que aparezcan.

Sin embargo, la situación se vuelve preocupante cuando esas peleas y roces se hacen más frecuentes para que, al final, el estrés de haga presente. De ser así, sólo será cuestión de tiempo para que la relación vaya en picada.

Está claro que mantener una relación es una cuestión que requiere de trabajo, pero no se trata de un imposible. De manera que, si deseas reducir el conflicto, te invitamos a prestar atención a estos consejos que hemos preparado para ti.

Aquí te contamos cómo reducir el conflicto en las peleas de pareja

1. Trata de mantener la neutralidad de la conversación

reducir el conflicto-neutralidad de la conversaciónImagen de Ricardo Esquivel en Pexels.com

Existen una serie de temas que son complicados de abordar y que, queramos o no, despiertan las pasiones de las personas casi de manera de inmediata. Por lo tanto, si estás en medio de una discusión –o conversación- y sientes que la otra persona te está forzando a hablar de cualquiera de esos tópicos, lo mejor es echarse a un lado.

Para llegar a ese punto, hay un par de alternativas que podrían ayudarte al respecto: optar por dejar la conversación hasta que los ánimos de calmen un poco, o buscar la manera de retomar el punto inicial de la conversación. En cualquier caso, todo dependerá también de cómo esté el ambiente en ese punto.

2. Reconocer aquello que sí puedes controlar

reducir el conflicto-lo que sí puedes controlarImagen de Ricardo Esquivel en Pexels.com

Lidiar con una persona con carácter difícil o particularmente complicada, puede ser todo un reto. Además de ser algo que no podemos controlar del todo, hay que aprender a detectar aquello que sí podemos manejar desde nuestra posición.

Entonces, ¿qué es lo que está en nuestras manos? Eso, en parte, dependerá de las circunstancias en la que te encuentres, pero un buen punto de partida será el no aceptar abusos ni palabras hirientes por parte de nadie. Es importante que seas capaz de asegurar tu propia tranquilidad mental y emocional.

3. Atrévete a crear nuevos patrones de reacción

reducir el conflicto-patrones de conductaImagen de Breakingpic en Pexels.com

A medida que crecemos, desarrollamos una serie de conductas que permanecen más o menos iguales, ya sea por cuestión de educación o por costumbre. Sin embargo, siempre es conveniente hacer una serie de auditoría de lo que hacemos, sobre todo cuando discutimos con nuestra pareja.

Hay reacciones que sólo potencian el conflicto y nos lleva a repetir un ciclo de actitudes negativas y tóxicas. Por lo tanto, resulta conveniente tratar de abordar las situaciones complejas con una mejor disposición, para ir construyendo hábitos y patrones más saludables.

A la larga será una gran apuesta para ti y para las cosas que te gustaría logra en un futuro. Será una relación ganar-ganar.

4. Recuerda que estás lidiando con una persona que es cercana a ti

reducir el conflicto-persona cercanaImagen de Vera Arsic en Pexels.com

Es posible que perdamos la perspectiva cuando estamos en medio de un conflicto, así que corremos el riesgo de caer en conductas dañinas y muy hirientes. Por ello es necesario recordar que estamos discutiendo con una persona que queremos y que no estamos en medio de una batalla campal.

Sí, es obvio que es difícil de hacerlo, al menos por un momento, pero hay que intentar buscar la forma de no incrementar la tensión o la sensación de pesadez que pueda estar presente entre los dos. Lo vital es que tener presente que, a pesar de todo, hay amor en la relación.

5. Busca un espacio para meditar

reducir el conflicto-meditarImagen de Spencer Selover en Pexels.com

¿Necesitas algo de perspectiva? Un momento a solas, meditando o reflexionando sobre la situación en la que te encuentras, puede ser un importante paso para lo que necesitas. El tomarse el tiempo y el espacio fuera del estrés y el conflicto, podrá ser de gran ayuda.

Esto también puede tener una importante influencia para determinar realmente cuál es la causa de los conflictos que están presentando la relación. Lo esencial en este punto es permitirse analizar la situación con mente fría, sin nombrar culpables o pensamientos negativos.

6. El apoyo también es necesario

reducir el conflicto-apoyoImagen de Seven 7 en Pexels.com

No podemos cargar con todos los problemas todo el tiempo, por eso resulta conveniente contar con una persona que nos escuche o comprenda. Un amigo o un grupo familiar cercano son una excelente opción, pero también escribir un diario es una alternativa que puede ser interesante para aquellos que son adeptos a la escritura.

Sin embargo, si sientes que todo es demasiado abrumador, entonces lo ideal es buscar un terapeuta que sea capaz de brindar las herramientas necesarias para que puedas lidiar con todo lo que está sucediendo a tu alrededor.

Aunque queramos, no podemos evitar el conflicto porque forma parte de una condición natural de las relaciones. No obstante, podemos tener el poder de manejarnos de manera positiva y asertiva.

Compartir este artículo

Acerca del autor

Dejar un comentario

Este sitio usa cookies. Al continuar usando este sitio, estás de acuerdo con su uso. Para saber más, incluyendo como controlar las cookies, mira aquí Política de Cookies.

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar