Nuevas formas de conquistar

La manera de ligar ha cambiado mucho. Así como la tecnología evoluciona, con ella los espacios y los códigos a seguir para seducir a un chico o chica. Ante tanta novedad, puede suceder que te sientas descolocado o confundido sobre cómo proceder y hasta que pienses que ya no sabes como engancharte con alguien. Pues si esa es tu situación, no desesperes porque el secreto y la gran solución esta en ponerse al día sobre las nuevas formas de conquistar.

Cuáles son las nuevas formas de conquistar?

Con la aparición de Internet y de las nuevas tecnologías, como los teléfonos inteligentes, las cosas han cambiado considerablemente en el mundo de la seducción. Tal vez si eres de la vieja escuela y estuviste mucho tiempo en pareja, ahora no sepas como afrontar tu nueva soltería. Por eso decidimos contarte el antes y el después del arte de la conquista.

Antes de Internet

Si eras hombre, la única forma de conocer gente en las épocas pre- digitales era saliendo de noche a un bar o un boliche y acercándose a la persona que te interesaba. Con suerte la chica te decía el número de teléfono de su casa, y con mayor suerte tu lo recordabas al día siguiente, luego de varias copas, para llamarla.

Pero si eras mujer, te tocaba esperar a que el caballero se acercara, tomar la iniciativa estaba mal visto. Por lo general, quien quería conquistarte te invitaba una copa y aceptarla era darle lugar a su coqueteo.

En resumen, verse, tocarse y hablarse era la única forma de decidir si había o no química. No había pantallas de por medio, ni un perfil que te presentara por anticipado.

Largas horas de charla telefónica eran el primer acercamiento. Si eras hombre, podía ser que pasaras a buscar a tu chica luego de la escuela o la universidad para acompañarla a casa. Visitarla en su casa también era usual, ninguna mujer salia con un hombre sin aprobación familiar previa. Otra forma de comunicación eran las cartas y se utilizaban aunque los dos vivieran en la misma ciudad, era otra forma de expresar los sentimientos.

Podía suceder que alguien te sonriera en el ascensor, te hiciera “ojitos” en la calle o te picara con un lápiz en clase. Todas estas eran señales directas de coqueteo bien recibidas por las damas. Eso si, las mujeres no aceptaban inmediatamente una cita, primero debían conocernos y saber nuestros antecedentes.

El sexo no era casi nunca casual, y si existía era a escondidas porque la sociedad lo condenaba. Las relaciones sexuales se vinculaban más con una pareja estable, es decir con un novio/a oficial ya presentado a la familia.

Con Internet

Lo mencionado antes eran códigos de otra época. Ahora Internet lo ha revolucionado todo y si quieres volver a la acción debes tener en cuenta cuáles son las nuevas reglas del juego.

Es importante que sepas que aún se intenta conocer gente en bares y discotecas, pero la mujer no está relegada al papel de esperar. Al contrario, es muy normal que tome la iniciativa y hasta sea ella quien ofrezca un trago al chico que le interese. Las damas son más independientes y no tienen porque esperar ser conquistadas.

¡Pero cuidado! no por esto hay que volverse orgullosa. Si llamas la atención de un hombre y él decide acercarse e invitarte un trago, acepta (siempre que te interese) y luego invítalo tu a tomar otro. De esa forma la atención será mutua.

Si antes el contacto cara a cara era la única forma de relacionarse, ahora hay otras opciones. De hecho, crear un perfil en uno o varios sitios de citas es otro camino para hallar el amor. Lo mejor que puedes hacer es usar este modo para dar el primer paso y, luego de varias charlas, coordinar con la persona para salir y conocerse.

De todas formas, hay que tener mucho cuidado al buscar pareja en la web porque hay mucha gente mentirosa y mal intencionada que engañan a quienes sueñan con el amor. Para evitar problemas te aconsejamos que leas nuestros artículos sobre estafas en Internet.

Otra herramienta muy útil para ligar son las redes sociales: Twitter y Facebook porque son herramientas muy prácticas para utilizar en todo momento, tanto desde la computadora como desde el celular. Y si de celulares se trata, hay miles de aplicaciones especiales que funcionan similares a los sitios de citas, sólo que agregan un elemento de geolocalización que  te permite vincularte con las personas más cercanas a tu ubicación.

Por otro lado, el sexo casual ya no es tabú. De hecho, hay muchos sitios de citas exclusivos para quienes quieren relaciones pasajeras o sexo casual. Tener relaciones sexuales con alguien no es sinónimo de noviazgo o de pareja estable. Entonces, si aún no encuentras a tu príncipe azul o a tu princesa, no tienes porque renunciar a un amante ocasional.

Más información:

elle.es

lavozdegalicia.es

Compartir este artículo

Acerca del autor

Dejar un comentario

Este sitio usa cookies. Al continuar usando este sitio, estás de acuerdo con su uso. Para saber más, incluyendo como controlar las cookies, mira aquí Política de Cookies.

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar