Conoce los 10 mitos de las películas para adultos

Las películas para adultos están plagadas de mitos. Algunos son fáciles de detectar, pero otros no. Esto lleva a que muchas personas esperen que sus relaciones amorosas se desarrollen de igual manera que en esas películas, y cuando sucede lo contrario quedan completamente frustrados. Si te encuentras dentro de se grupo de desilusionados, aquí te revelamos los diez principales mitos de las películas para adultos. Deja de sufrir y disfruta tu vida sexual porque tu no tienes nada de malo, sino que el cine siempre busca exagerar las situaciones.

Mito 1: El tamaño

En las películas pornográficas siempre los actores (o al menos uno de ellos) tiene un miembro de gran tamaño. Si bien esto es real, el mito está en pensar que se trata de algo normal. Tener conciencia de ello ayuda a evitar desilusiones en las mujeres y frustraciones en los hombres, todo fruto de odiosas comparaciones.

Mito 2: Está bien ir “directo al grano”

En esas películas se omite todo el juego previo de caricias, besos y mimos que siempre trae aparejado un encuentro amoroso. Esto es así no porque sea lo correcto o lo que debe hacerse para que todo salga mejor, sino porque en una película de este estilo se consideraría aburrido. En la vida real es importante tomarse un tiempo para entrar en clima.

Mito 3: Siempre hay “final feliz”

Los actores de la película siempre llegan ambos a su “final feliz” al mismo tiempo. Pues, en el caso de las mujeres, esto no ocurre siempre en la vida real, lo cual no quiere decir que no hayan disfrutado del encuentro. Simplemente es que a las damas les es más complicado llegar a ese punto por ser algo que requiere de mucho estímulo.

Mito 4: Todas las posiciones son posibles

A veces se olvida que los actores de ese tipo de películas están entrenados para hacer lo que hacen, por lo tanto a ellos puede resultarles muy sencillo realizar el acto sexual en cualquier posición. Sin embargo, esto no es aplicable al común de la población, que inclusive puede terminar severamente lesionada por intentar posturas demasiado complicadas para su flexibilidad y destreza acrobática. Además, hay algunas posturas que pueden tener gran impacto visual pero que resultan incómodas.

Mito 5: A todos tiene que gustarles el sexo fuerte

Si te guías por las películas pornográficas seguramente sacas la deducción de que a todos, incluido a ti, debe gustarles el sexo fuerte o hard sex. Pues esto es todo lo contrario. Según especialistas y médicos ginecólogos, la mayoria de las parejas prefieren hacerlo con cariño, dulzura y pasión, pero con nada de actos violentos.

Mito 6: Los juguetes sexuales no pueden faltar

En las películas porno todos los protagonistas tienen en casa algún juguete sexual que aparece para hacer más placentero y divertido el encuentro sexual. Esto no tiene porque ocurrir necesariamente en la vida real. De hecho, hay muchas personas que prefieren prescindir de esos objetos por considerarlos “invasivos” o simplemente optan por “fabricarlos en casa”.

Mito 7: Nada más divertido que un trío

Es común que en alguna escena de la película se desarrolle un trío. La situación sucede con tanta normalidad que todos se quedan pensando que es muy fácil y divertido de llevar adelante. Sin embargo, es una situación un poco incómoda para la que no todos están dispuestos o preparados.

Mito 8: Los repartidores de comida son amantes en potencia

Para una actriz porno cualquier hombre puede convertirse en su amante, desde el repartidor de pizza hasta el portero del edificio, pasando por el plomero o el vecino que se cruzo en el ascensor. En el caso de los hombres pasa algo parecido con la secretaria, la mucama o una dama que atiende alguna tienda. Nadie niega que puedas estar enamorado de alguien que se ocupe de estas tareas, sin embargo es poco probable que sólo con verte unos segundos ya este predispuesto a acostarse contigo. De hecho, tu mismo/a quedarías sorprendido si el otro insinuara sus ganas de tener sexo a segundos de haberte conocido.

Mito 9: Todos tienen cuerpos esculturales

Es un mito a medias porque hay muchos hombres y mujeres que no son actores porno y tienen increíbles cuerpos. Sin embargo, en la mayoría de los casos esto no es así. Por otro lado, lo que si es un real mito es que el buen físico no te garantiza pasarlo bien.

Mito 10: Nadie se niega

Durante una película porno ninguno de los protagonistas se niega nunca a tener sexo, aunque sea la tercera o cuarta vez que lo va a hacer durante una hora y media de rodaje. Pero en la vida real la negativa puede aparecer y por diversas razones como malestar físico, problemas personales, desinterés, etc. Entonces tienes que estar preparado para el posible rechazo y no creer que podrás ligar con la primera persona con quien comiences una charla.

Compartir este artículo

Acerca del autor

Comentarios

  1. mercucho Responder

Dejar un comentario

Este sitio usa cookies. Al continuar usando este sitio, estás de acuerdo con su uso. Para saber más, incluyendo como controlar las cookies, mira aquí Política de Cookies.

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar