Los tiempos del amor: cuánto tardas en enamorarte?

Llegar a enamorarse verdaderamente de una persona requiere atravesar una serie de etapas y de situaciones. La duración de cada una dependerá mucho de la situación personal y anímica de los involucrados, pero más o menos los expertos han podido establecer un estándar genérico de duración. El objetivo de recorrer ese camino es llegar al apego emocional, dejando atrás la simple pasión desenfrenada. Sin embargo, hay escollos que se deben sortear y dificultades que pueden afectar a la pareja, algunas inclusos a nivel inconsciente.¿Quieres conocer más detalles? Entonces no te pierdas esta nota.

Cuánto tardas en enamorarte?

Pura pasión

La primera etapa esta compuesta por la de la conquista, el coqueteo y los primeros meses de salidas. Allí hay mucha pasión, se podría decir que esta es la etapa caliente de la relación. Estas pasiones suelen ser intensas, agudas y de corta duración, por lo que aún no garantizan la existencia de un amor real que pueda ser perdurable a largo plazo.

Si bien los amantes se unen con una fuerza tal que es imposible pensar en otra cosa, el sentimiento puede esfumarse rápidamente. De hecho, ese es un temor muy presente en las parejas que recién comienzan: que todo pueda desaparecer de un momento al otro.

Mientras, se desean ardientemente, esperan ansiosos los momentos de verse y no pueden evitar fundirse en largos besos, caricias y en relaciones sexuales intensas. Esa pasión se siente en el cuerpo más que en la cabeza o el corazón, y suele transmitir una sensación de que se vuela en el aire.

Sin embargo, la ciencia ha comprobado que es el cerebro el culpable de todas esas emociones, ya que la que actúa para que se sienta pasión es la dopamina, un neurotransmisor que se libera en la denominada “área de la recompensa”, la misma que se activa en el caso de las adicciones.

En este sentido, podemos decir que el amor pasional actúa como una droga que provoca placer cuando se la tienen  y sensación de abstinencia cuando no está. Por esta razón siempre se intenta extenderla todo lo posible y se teme que desaparezca. De hecho, es frecuente que las parejas que llevan largos periodos juntas se pregunten si algo anda mal cuando hay menos pasión, pero esto es normal dado que la sensación tiende a aplacarse.

Conformando el vínculo

Pasado el tiempo, las parejas añoran esos momentos de desenfrenado placer, pero saben que su disminución no implica pérdida de amor y que pensando en acciones originales pueden recuperar la “llama”.

Además, esta es la verdadera etapa de consolidación del amor, cuando surge el apego y un compromiso más sólido y consecuente con el otro. Sin embargo, esto no se da de manera inmediata y automática, como ocurre con la pasión, sino que se requiere tiempo y esfuerzo.

Según algunos autores, como Robert Winston, del Smithsonian Institution, se puede tardar entre un año y medio y tres años en lograr el apego. Esto se debe a que no sólo entra en juego el momento actual de cada miembro de la pareja, sino también aspectos más profundos relacionados a su pasado y a su historia, como la crianza, la familia, los valores, las pautas sobre lo que es una vida en pareja, etc.

Conocer y aceptar todo esto que tiene el otro, además de sus sentimientos y vivencias presentes, ira creando el factor de cohesión imprescindible para formar una pareja.

Llegado a este punto, los expertos creen importante aclarar un aspecto, romper un mito: con el amor no basta. Esto explicaría porque muchas personas se aman pero sienten que no pueden estar juntas, que la convivencia les es imposible. Por lo general, sienten que los desacuerdos les son imposibles de sortear y que no pueden congeniar en la cama.

Estas situaciones ocurren porque no se logró conformar el apego necesario para mantener a flote el amor. Hay diferentes razones de porqué esto sucede, entre ellas podemos mencionar a las personas que aún no han podido superar la historia de apego fundacional (la relación con los padres), por lo que este aspecto vuelve constantemente e interfiere en la pareja.

En este sentido, ven problemas en la pareja que resultan de cuestiones no resultas en el pasado, por lo que le es difícil solucionarlas. Estas situaciones pueden ir desde temores infantiles hasta efectos negativos generados por la sobreprotección, pasando por el abandono parental o el divorcio de los progenitores.

Como se dijo antes, en la creación del apego interviene la historia pasada de cada persona, por lo que si se sufre situaciones como las antes mencionadas, se dificulta construir un vínculo de pareja estable. Muchas veces esos impedimentos son inconscientes, por lo que es necesario revisarlos con un especialista, sobre todo si es que ya se ha fallado reiteradamente en la tarea de lograr el apego.

Más información:

http://entremujeres.clarin.com/pareja-y-sexo/pareja/apego-etapas-pareja-relacion-amor-enamorarse-pasion-vinculos_0_1117088376.html

blog.loventine.com

Compartir este artículo

Acerca del autor

Dejar un comentario

Este sitio usa cookies. Al continuar usando este sitio, estás de acuerdo con su uso. Para saber más, incluyendo como controlar las cookies, mira aquí Política de Cookies.

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar