Los momentos más difíciles de una relación

Seamos sinceros, todos deseamos tener la relación perfecta en donde impere el respeto, la seguridad y la confianza, a la vez que nos encontremos lo suficientemente bien como para ser nosotros mismos en todo momento.

Sin embargo, no podemos olvidamos que los cuentos de hadas también tienen su cuota de realidad, por lo que será inevitable enfrentarse a una serie de situaciones difíciles y que demandarán mucha paciencia a lo largo del tiempo.

Una pareja es un equipo y como tal, siempre tiene que funcionar en beneficio de los dos y la relación. Los retos son obstáculos que servirán para fortalecer más la unión y seguir adelante con éxito.

Algunos ejemplos de momentos difíciles de una relación:

1- La primera cita:

Aunque no lo parezca, según expertos, la primera cita es un momento crucial de toda pareja, principalmente porque es el encuentro inicial para conocer si la relación será duradera o no.

Se trata de uno de los momentos más difíciles de una relación porque en esta etapa se analizará todo lo relacionado con la atracción física, objetivos personales y perspectivas ante la vida.

2- El encuentro con la familia y los amigos más íntimos:

Este ítem me hace recordar el momento en donde conocí a los padres de mi pareja. Estaba sumamente nerviosa y trataba de responder correctamente para quedar bien por él y por mí. Afortunadamente, las cosas salieron mucho mejor de lo que pensé y a partir de ese momento mi relación se sintió mejor y hasta más llevadera.

Esta sensación es usual en todas las relaciones, puesto que implica la introducción de la pareja al círculo íntimo del compañero. Sin duda se trata de un momento difícil que puede ser llevado con apoyo y mucha comunicación.

3- Hablar de dinero:

Indiscutiblemente, el tema de las finanzas puede ser un punto álgido en la relación, en especial porque puede presentarse discrepancias en cuanto a las perspectivas y los propósitos financieros.

Al darse esta charla, cada quien tendrá la oportunidad de exponer sus metas y aspiraciones económicas lo mejor posible, lo que además podría permitir el planteamiento de metas en común y los métodos de cómo lograrlas.

4- Cambios en el trabajo:

Si bien hablar de dinero es un poco complicado, imaginemos lo siguiente: nuestra pareja ha sido despedida o se enfrenta a una gran decisión que le ayudará a impulsar su carrera profesional.

¿Cuál es el verdadero problema en ambas situaciones? Esto podría ocasionar la tensión sobre la pareja en cuanto a los logros o fracasos del otro. Incluso, dichas situaciones pueden potenciar el la idea de vivir juntos.

5- La muerte de un familiar o un ser querido:

Las pérdidas son situaciones difíciles y que realmente representan una prueba de fuego para la relación. Entonces, ¿qué hacer? Algunos especialistas indican que es recomendable transformarse en punto de apoyo y de soporte hacia la pareja, con el fin de que esta se sienta protegida y cuidada.

Por tratarse de ser un momento delicado, ambos deberán actuar en conjunto para que la persona afectada pueda superar la pérdida de la mejor manera posible.

6- La crisis de los 3 años:

La dinámica de la pareja sufre una serie de transformaciones con el paso del tiempo. Durante el cortejo, mostramos lo mejor de nosotros, pero eso va cambiando cuando entramos en más confianza.

la idea de vivir juntos tiene que ver con el periodo de tiempo en donde pasa la fase de enamoramiento inicial y cada uno dejará ver sus la idea de vivir juntos.

Muy seguramente este proceso estará plagado de actitudes incómodas y situaciones tensas pero lo ideal es mantener la comunicación y comprender que si se desea tener éxito, hay que tratar de estar en sintonía.

7- La convivencia:

Las cosas están marchando tan bien que de repente la idea de vivir juntos no suena nada mal. Esto, por cierto, es una señal clara de que la relación está en un nivel bastante interesante.

Lo cierto es que la convivencia presenta un tipo de complejidad a la relación ya que implica conocer un poco más la intimidad del otro, sus gustos, costumbres y compartir situaciones quizás no tan agradables.

En las primeras de cambio la convivencia no será tan romántica como se cree, por lo tanto, no hay que descartar la ejecución de tareas y responsabilidades por parte de cada quien con el fin de tener una organización de  las cosas. la idea de vivir juntos

8- Atender el estrés de la pareja:

Hace unos siete años, mi familia y yo nos enteramos de la muerte de mi abuela. Por supuesto, todos nos vimos muy afectados porque se trataba de una persona importante para nosotros.

Por suerte, pude contar con el apoyo de mi pareja para aquel momento. Se mostró atento, respetuoso y afectuoso, lo que fue un gran soporte en una situación tan dura.

El ejemplo anterior retrata la actitud necesaria para atender el estrés a la que esté expuesta la pareja los cuales pueden ir desde fallecimientos, despidos hasta la limpieza del hogar. Es decir, el estar presente para el otro puede marcar una gran diferencia.

9- El nacimiento de un bebé:

Traer al mundo un bebé requiere de una enorme responsabilidad y compromiso, puesto que se trata de la la idea de vivir juntos que sin duda cambiará la dinámica de la relación.

El punto clave en esta situación difícil es la colaboración: mientras se trabaje en equipo cualquier inconveniente será más sencillo de resolver.

Compartir este artículo

Acerca del autor

Dejar un comentario

Este sitio usa cookies. Al continuar usando este sitio, estás de acuerdo con su uso. Para saber más, incluyendo como controlar las cookies, mira aquí Política de Cookies.

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar