Los “Dating Coach” o Asesores de citas

Difícil suele ser el comienzo. Animarse a invitar a esa persona que tanto te gusta a la primera cita, rogar que te diga que si y luego organizar la salida. Como si eso fuera poco, a la mujer le gusta mucho que la sorprendan, por lo que no cualquier idea para la primera salida puede funcionar. Es tal la importancia que juega el primer encuentro para el comienzo de una relación que desde ya hace unos años surgió la profesión de “Dating Coach”, persona que te asesora para saber cómo manejarte en tu primera cita.

El entrenamiento para la primera cita que proponen estos especialista se divide en dos meses: uno de formación teórica y otro de seguimiento práctico (es decir, controlar cómo se aplican los conocimientos adquiridos en futuros encuentros). Remedios Gomis, una de las especialistas en el tema en Estados Unidos, confiesa que lo primero que ella hace “es ver en qué situación emocional se encuentra su cliente, comprobar en qué ha fallado en ocasiones pasadas y descubrir qué tipo de persona busca”.

Para esta experta hay una serie de normas que se deben de seguir sí o sí para este primer encuentro. En primer lugar ella recomienda que “tiene que ser algo breve: un café, por ejemplo, nada de cenas o pasar un día juntos, planes que puedan dar lugar a situaciones tediosas en el caso de que no haya química y conexión entre los dos. El lugar también es importante. Hay que descartar cine, teatro, concierto o cualquier sitio con bullicio que no fomente la conversación y, por lo tanto, evite que puedas conocer a la persona que tienes enfrente. “Es bueno que el chico tenga claro el sitio dónde van a ir. No hay nada que más odie una mujer que el ‘¿y ahora dónde vamos?'”, afirma Gomis, quien a la vez indica que eso puede dar sensación de poca iniciativa.

asesores-de-citas(CC)Michael Tapp/Flickr

El entrenamiento para la primera cita que proponen estos especialista se divide en dos meses: uno de formación teórica y otro de seguimiento práctico. Es decir, controlar cómo se aplican los conocimientos adquiridos en futuros encuentros.

También existen unas normas básicas de comportamiento para el primer encuentro: trata de no beber mucho antes ni durante la salida, procura no picar demasiado de lo que pongan para acompañar las bebidas, no monopolices la conversación; respeta siempre a la otra persona, déjala hablar y escúchala.  Asimismo, hay una serie de temas tabús para la primera cita, que son el sexo, el dinero, las dietas, los ex y cosas como “mi psicólogo me ha dicho que…”.

Uno de los momentos claves de la primera cita se produce cuando uno le pide el teléfono al otro para organizar un segundo encuentro. En opinión de Gomis, este momento debe hacerse con naturalidad y confianza. Esta experta considera que “siempre es bueno que haya una segunda cita, para ver qué te has dejado en el tintero sobre la otra persona”.

Estas son algunas de las recomendaciones y pautas que brindan los “Dating Coach” o asesores de primeras citas, una especialidad a la que, al menos en Estados Unidos, cada vez se recurre más. Y ¿tú te animarías a visitar a un Dating Coach para que te asesore en tu próxima primera cita?

Acerca del autor

Dejar un comentario

captcha