Los beneficios de los celos

Los celos son un sentimiento muy común tanto en jóvenes como en adultos y no sólo se sienten hacia la pareja sino también hacia amigos, hermanos compañeros de trabajo, etc. Normalmente esta emoción va acompañada de ira, tristeza o angustia, y esto deviene en problemas con las personas que te rodean. Sin embargo, según el científico  Mark Attridge, los celos románticos podrían tener su lado positivo: prevenir que otras personas nos roben la pareja.

Pero esta no sería la única ventaja, sino que habría muchas más. Claro está, los beneficios siempre se harán presentes, por un lado, mientras los celos se den en dosis adecuadas y normales; y por otro, mientras estos sean comunicados de buena manera. Llevados al extremo y convertidos en una cuestión crónica pueden derivar en violencia. Según la revista Women´s Health, la clave es aprender a controlarlos para que no se conviertan en un problema enfermizo y de inseguridad, y para que sean una emoción que sólo te traiga beneficios como los que te contamos a continuación.

Los beneficios de los celos

Mejoran la personalidad

Para la antropóloga biológica Helen Fisher los celos te permiten, paradojicamente, ser una mejor persona. ¿Por qué? Pues porque te recuerdan constantemente que eres afortunado por la pareja que tienes (ya que otros te la envidian) y te incentivan a ser más amable, cariñoso y atento con ella. Recuerda: si no quieres perder a tu amor, no basta con ser celoso sino que tienes que demostrarle porqué es mejor quedarse contigo.

Indican el grado de compromiso

Según un estudio de la Universidad de Arizona, una pequeña dosis de celos hacia tu pareja demuestra que para ti la relación es algo serio. Es decir, que valoras lo que tienes con la otra persona y no quieres perderlo tan fácilmente. Inclusive, dicen los expertos, puede indicar si tu y tu compañero/a están listos para formalizar, ya que el interés que se tienen mutuamente es evidente a partir de los celos.

Es una forma de halago

Secretamente a todos les gusta ser celados porque sienten que significan algo importante para el otro. Imagínate si tu pareja se despreocupara completamente de lo que haces y no te celara ni un poco ¿No te sentirías ignorada/o? ¿No pensarías que tu amorcito no te da suficiente atención? Esto se debe a que ningún extremo es sano. El exceso de celos puede ser peligroso, pero la ausencia puede ser dolorosa.

Te permite conocer más a tu pareja

Los celos te permiten saber más acerca de cómo toma tu pareja la relación, de si tiene planes a futuro contigo y de cuál es su postura y/o actitud ante ti. Si tu pareja se disculpa por haberte incomodado o intenta hablar contigo respecto al tema para buscar una solución, es una señal de que la relación contigo le interesa y quiere llevarla adelante a toda costa. Caso contrario, revela que le importa poco y nada lo que pienses o sientas, situación ante la cual es mejor que te despidas de él/ella.

Enciende la pasión

En aquellas parejas que llevan mucho tiempo juntas, sea de novios o casadas, los celos siempre son una mecha que permite volver a encender la pasión. Es que nada reaviva el amor como descubrir que a nuestro compañero/a le interesamos aún como el primer día y que sigue considerándonos algo que no quiere perder.

Ayudan a tomar decisiones

En este caso no son los celos en si los que brindan este beneficio, sino el saber controlarlos y expresarlos en su justa medida. Si puedes manejar tus raptos de celos descontrolados, serás también capaz de tomar mejores decisiones en tu vida. Una cabeza que puede analizar fríamente un sentimiento tan intempestivo como los celos y “ponerlos en su lugar”, es capaz de razonar con tranquilidad sobre diferentes aspectos de la vida para elegir mejor.

Demuestran tu inteligencia

Según un estudio del Roanoke College de Virginia, Estados Unidos, las personas más inteligentes tienden a ser más celosas debido a que consideran que la relación amorosa es algo que no pueden controlar racionalmente. Esto se debe a que son personas perfeccionistas a las que les gusta tener control de todas las situaciones.

Como dato extra, te contamos que los celos no son iguales entre mujeres y hombres. Los primeros suelen celar más a sus parejas en el ámbito sexual, y cuando se imaginan que su compañera les es infiel siempre piensan que se encuentra en la cama con alguien. En cambio, las mujeres son más celosas en el ámbito emocional y por eso se molestan tanto cuando su novio simplemente habla con otra mujer, le dice cosas bonitas o la mira descaradamente.

Sin embargo, en ambos casos la que les juega una mala pasada es la imaginación porque es ella la que construye imágenes en la mente de situaciones en las que la pareja podría ser infiel. Esto daña la idea inicial que se tenía sobre el novio/a y lleva a pensar lo peor.

Mas información:

bienestar.salud180.com

sexualidad.salud180.com

Compartir este artículo

Acerca del autor

Dejar un comentario

Este sitio usa cookies. Al continuar usando este sitio, estás de acuerdo con su uso. Para saber más, incluyendo como controlar las cookies, mira aquí Política de Cookies.

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar