Los 7 temas que toda pareja de discutir antes del matrimonio

Sin duda, uno de los eventos más importantes de nuestras vidas es el matrimonio, principalmente porque se trata de un compromiso de por vida que asumimos ante nuestra pareja y nuestros seres queridos. Es una celebración de amor en las buenas y en las malas.

Sin embargo, antes de lanzarse al agua, es vital tomarse un tiempo para que la pareja ponga sobre la mesa opiniones y perspectivas de vida para que el matrimonio sea duradero.

Algunos temas pueden ser controversiales y difíciles de abordar, pero es necesario tomarse la tarea de hacerlo porque las cosas se mantendrán claras desde un principio –y nos evitaremos decepciones-.

Por otro lado, vale recordar que no debemos asumir posturas o respuestas al momento de tener esta conversación. ¿La razón? Las expectativas son muy personales y puede que no coincidan como esperamos.

En cualquier caso, es importante tomar en cuenta que hay que estar abiertos a lo que el otro tiene que decir y estar dispuestos a establecer un acuerdo que les permita a ambos sentirse cómodos.

Los 7 temas que hay que hablar antes del matrimonio

1. Las finanzas

Imagen de Bruce Mars en Pexels.com

Es uno de los aspectos más importantes porque se refiere a la estabilidad económica de la relación. Por supuesto, no se trata de algo sencillo puesto que puede salir a flote algunos desacuerdos sobre cómo debe manejarse el dinero.

Lo mejor en este caso es respirar profundo y sentarse juntos para definir algunos puntos: ¿cómo se distribuirán los gastos?, ¿se manejarán cuentas separadas o habrá una conjunta?, ¿cuánto del dinero que ganan estará destinado para el ahorro?, entre otros escenarios.

Para lograrlo será necesario evaluar cuáles son los gustos, necesidades y planes de cada uno para que la conversación sea la más equitativa posible.

2. ¿Hijos o no?

Hay muchos que desean formar una familia pero es cierto que otros no están demasiados entusiasmados sobre el tema. Por lo tanto, tener una conversación al respecto también permitirá saber cuáles son los verdaderos deseos de los dos y si eso afectará de alguna manera la relación.

Recuerda: la sinceridad debe ser parte de todo porque será una forma de asegurar de que ambos se encuentren en la misma sintonía.

3. Las tareas del hogar

Imagen de Pixabay en Pexels.com

Por suerte, estamos en una era en donde es cada vez más evidente que las tareas domésticas no le corresponden exclusivamente a un género. Sin embargo, y aunque no lo parezca, hablar sobre el orden y la distribución de estos quehaceres podrán marcar una diferencia en la convivencia.

Mantener la disciplina en este aspecto no sólo reducirán las tensiones y conflictos, sino también será positivo porque cada quien se hará cargo de las responsabilidades que les corresponden.

4. La interacción con los miembros de la familia

Hay una impresionante variedad de familias y dinámicas, de manera que es normal que surjan preguntas como: ¿cada cuánto tiempo recibirán a los familiares de cada uno?, ¿cómo será la celebración de las fiestas más importantes del año?, ¿hay algún familiar enfermo o que necesita ayuda económica? Las opciones son muchas.

Lo cierto es que independientemente del caso, es necesario que la pareja tenga claro que deben contar con su propio espacio, así como establecer las reglas básicas en cuanto a decisiones y acciones.

5. La importancia de la carrera profesional

Imagen de Chevannon Photography en Pexels.com

Antes de ser una pareja, cada quien tenía una carrera y una serie de aspiraciones personales y profesionales. Al tomar la decisión del matrimonio, este tema no debe dejarse de lado porque de nuevo se trata de compaginar metas muy individuales.

¿Están dispuesto a mudarse?, ¿alguno será capaz de sacrificar su carrera para cuidar a la familiar?, ¿cuál es el nivel de importancia que tiene lo profesional en sus vidas? Son aristas importantes que servirán al momento de planificar el futuro.

6. Los hábitos y defectos

Cada uno estamos muy claros sobre lo que nos incómoda y sobre aquello que disfrutamos cuando estamos solos, pero el verdadero reto está cuando enfrentamos estos aspectos con la pareja. La convivencia debe tomarse muy en serio.

Conocer qué es lo que hace el otro antes de dormir, si limpia los platos después de comer o si es fanático de la limpieza, son informaciones que deben al alcance para que no representen un problema cuando se consolide el matrimonio.

7. La vida social

Imagen de Adrienn en Pexels.com

Hay que admitir que las amistades pueden desgastarse un poco después del matrimonio porque la prioridad ahora es la pareja. No obstante, algunos especialistas indican que es importante compartir tiempo con los amigos que tengan en común y los que no, porque eso indica que cada quien es capaz de disfrutar y de vivir sus propios espacios.

Asimismo, las salidas, reuniones, comidas o una escapa al cine también pueden ser una gran diferencia en el matrimonio. Darle paso a la espontaneidad y la diversión hará que todo se sienta más agradable y cómodo. Además, ¿quién dice que escapar de la rutina es malo?

Compartir este artículo

Acerca del autor

Dejar un comentario

Este sitio usa cookies. Al continuar usando este sitio, estás de acuerdo con su uso. Para saber más, incluyendo como controlar las cookies, mira aquí Política de Cookies.

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar