Lo que más le importa a un hombre es que lo escuchen

lo que más le importa a un hombre es que lo escuchenUn estudio publicado en el Boletín de psicología social y de la personalidad, dado a conocer por Time, señala que lo que más le importa a un hombre es que lo escuchen. Esto los lleva a que se sientan más sexualmente atraídos por mujeres que tengan la capacidad de prestar atención a lo que ellos les dicen y de comprenderlos.

Este descubrimiento viene a desterrar el mito de que sólo a las mujeres les importa ser entendidas y escuchadas, y confirma que a un hombre también se lo conquista demostrándole que una se preocupa por él.

De hecho,  según el mismo estudio, las mujeres tienden en principio a sospechar de los hombres que les prestan demasiada atención y que parecen evidentemente interesados en todo lo que ellas dicen, hacen, piensan, etc. Incluso llegan a pensar que sólo se comportan así porque quieren conseguir sexo u otra cosa como dinero o un favor. Esto es diferente a los hombres, que justamente están buscando esas cualidades en su futura compañera desde un primer momento.

Una sola cosa justificaría este gusto o preferencia que tienen los hombres por las mujeres que están al tanto de los sentimientos y pensamientos del hombre y actúan en forma acorde, que para los miembros del sexo “fuerte” cumplir esas condiciones es un rasgo sumamente femenino.

Pero más allá de los resultados encontrados y de los mito que ha derribado este estudio, muchos lo han tachado de machista por construir el arquetipo ideal de mujer como alguien que debe estar al servicio del hombre. Inclusive un artículo del sitio web Jezebel lo caracteriza de esa forma y recuerda otra publicación, esta vez hecha en The Toast, donde se hace una lista de obras de arte en las que en la imagen aparece una mujer escuchando a un hombre.

En resumen, los hombres tienen una fuerte necesidad de sentirse escuchados por las mujeres y eso los llevaría a buscar la capacidad de escucha y comprensión en su compañera.

Porqué los hombres necesitan de las mujeres

Los hombres no sólo necesitarían a las mujeres para que los escuchen, sino también para poder modificar ciertos aspectos de su vida. Así lo ha determinado un estudio de  Johnson Cornell University, el cual confirma que las mujeres afectan de forma positiva a los hombres en diferentes ámbitos, no sólo como pareja.

En principio está la figura de la madre, que según los investigadores impulsa al hombre a ser más caritativo y generoso. Como ejemplo de ello se menciona la historia de Bill Gates, quien se sintió motivado a crear su fundación a partir de los consejos de su madre. El mismo sentimiento despertarían las esposas.

Pero las novias o esposas pueden, además, generar otros cambios en los hombres al convertirlos en padres. En estas situaciones lo investigadores descubrieron que los caballeros se vuelven más empáticos y se concentran más en la protección del otro. Estas sensaciones se acentuarían aún más en los casos en que el hijo en cuestión es una mujer.

En el caso concreto de quienes ocupan puestos de mando, el hecho de convertirse en padre suavizaría su trato hacia los empleadores, y más aún hacia aquellos que también tienen hijos. Mientras, los jueces con hijos tendrían tendencia a votar de manera más liberal, sobre todo en cuanto a los derechos reproductivos de las mujeres.

Finalmente, las hermanas también afectarían la vida del hombre, ya que los vuelve más generosos y propensos a ayudar a mujeres que se encuentran en apuros. Todo esto porque estuvieron muy acostumbrados a compartir todo con su hermana y siempre sintieron la necesidad de protegerla.

Lo que las mujeres opinan

Ahora bien ¿Qué opinan las mujeres respecto a los resultados de esta investigación? Algunas de ellas han sostenido que no quieren estar pendiente de las necesidades de los hombres, ni escuchar constantemente todo lo que tenga para decir. Entre quienes adhieren a esta postura se encuentra Katie Notopoulos, quien propuso a sus compañeras de género dejar de seguir a un hombre en la red social Twitter bajo el hashtag #UnfollowaMan. Pero el objetivo no era ignorar a cualquier hombre, sino a aquel que te tenía cansada con sus comentarios.

La propuesta fue todo un éxito entre las damas de las redes sociales, pero para muchos fue una actitud discriminatoria e intolerante hacia las necesidades de un par. Ante esto, la creadora de la idea propuso que los hombres también podían participar, siempre que a quien dejaran de seguir en Twitter fura a otro hombre.

Muchos hombres adhirieron entonces a la oferta y algunos hasta se permitieron hacer chistes como que les gustaría dejar de seguirse a si mismos u ofreciéndose como un follow sacrifical (es decir proponiendo que dejen de seguirlo a él). La actitud ha sido considerada egocentrista por ciertas damas. “Hombre típico, todo es acerca de sí mismos. No se engañen a sí mismos pensando que son lo suficientemente especiales como para ser escogidos por una chica como un follow”, fue una de las tantas opiniones vertidas en las redes.

Más información:

biut.cl

buzzfeed.com

Compartir este artículo

Acerca del autor

Dejar un comentario

Este sitio usa cookies. Al continuar usando este sitio, estás de acuerdo con su uso. Para saber más, incluyendo como controlar las cookies, mira aquí Política de Cookies.

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar