Lo primero que una mujer mira en un hombre es…

Última modificación: Por

Lo primero que una mujer mira en un hombre no es ni el “interior”, ni la inteligencia, ni la simpatía, ni los músculos o el trasero. Un estudio confirmó que lo primero que una mujer mira en un hombre es ¡la cara!. Si bien lo hacen más durante su periodo de ovulación, también es lo primero en que se suele hacer foco el resto del tiempo.

Los estudiosos, pertenecientes a las Universidades de Nuevo México y de Colorado, ambas en Estados Unidos, descubrieron además que al mirar la cara del hombre, la mujer busca ciertos rasgos que considera signos de masculinidad, como la mandíbula fuerte y una frente definida. A todas estas conclusiones llegaron analizando a 66 parejas de entre 18 y 44 años.

Por otro lado, puede haber descubierto con esto una razón de infidelidad, ya que probaron que durante el periodo fértil la mujer busca constantemente esos rasgos y si su marido o novio no los posee, no podrá evitar sentirse atraída hacia otro caballero que si los posea.

En contraposición a esto, descubrieron que las capacidades mentales y la inteligencia es lo último en lo que se fijan las damas. De hecho, las mujeres encuestadas no tuvieron en cuenta si su novio o marido era más inteligente que otro hombres (o al revés) a la hora de sentir atracción por uno u otro.

¿Qué rasgos atraen más a las chicas?

Más allá de aquello que las mujeres ven primero en un hombre, también hay una lista de ciertos rasgos que gustan más que otros. La mayoría de ellos (oh sorpresa) se ubican en la cara.

En primer lugar está la sonrisa. Por suerte es algo fácil de poseer para todos los caballeros sin mucho esfuerzo ni gasto. Sólo basta ser higiénico y siempre tener “buena vibra”, porque a fin de cuenta la sonrisa sólo se luce si es sincera y si es reflejo unas personalidad agradable y simpática.

Segundo está la boca. Lo principal es que sea “besable”, aquí entran en juego la limpieza, el aliento, el cuidado de los labios, etc. La boca es un reflejo de la higiene general, por eso también las mujeres se concentran mucho en ella.

Luego están los ojos y la mirada. No sólo se trata de si tiene color en el iris o si posee cierto “brillo” al mirar, sino también de la manera en que observa. Ten en cuenta que esto es clave para la conexión y la química. Además, es sabio el refrán que dice “los ojos son el espejo del alma”, por lo que las chicas ponen especial atención en ellos para evitar ser engañadas.

En quinto puesto se ubica la voz. Es un mito que debas tener voz de locutor para seducir mujeres, con simplemente poder darle matices a lo que dices y mantener un tono firme y disidido es suficiente. Afuera deben quedar las dubitaciones, los tartamudeos, los chillidos agudos y los balbuceos. Por otro lado, no sólo cuenta el tono sino también el contenido, saber expresarse es clave para enamorar.

Más allá de todos estos rasgos que se sitúan en tu cara (el lugar que primero ven las mujeres) hay otros aspectos en los que ellas se fijan como las manos, los brazos, el trasero, las piernas y la espalda.

En el caso de las manos, lo que esperan varia de mujer a mujer. Algunas la prefieren suaves y otras ásperas y curtidas como hombre trabajador. También hay damas a las que les gusta que sean grandes y otras que las buscan pequeñas. Como regla general, todas buscan que estén limpias y con las uñas cortadas.

Sobre los brazos, si bien siempre hay mujeres que señalan que no son determinantes a la hora de elegir, no pueden negar que les gusta que sean fuertes para sentirse protegidas y cuidadas. Por eso, cuánto más sólido y confiado sea tu abrazo, mejor.

El trasero y las piernas son quizás las partes del cuerpo menos consideradas por las mujeres. De hecho, ellas no esperan que un hombre cuide ese aspecto de su figura. Pero si saben apreciar a aquellos que lo hacen, por lo que puede ser un punto a favor, aunque no un oque reste si está ausente.

Con respecto a la espalda, no es que busquen siempre una grande y musculosa, sino simplemente una que sea propia de un hombre. ¿Qué quiere decir esto? Pues que transmita fortaleza y masculinidad. Nuevamente, si está trabajada puede sumarte aún más.

Finalmente, y aunque no es un rasgo corporal propiamente dicho, las mujeres se fijan mucho en los tatuajes y piercings. Para algunas es atractivo porque lo asocian con la rebeldía o el espíritu indomable (esto siempre que tu tatuaje sea “bien de macho”), pero para otras es un rasgo desagradable. Sin embargo, la mayoría de las chicas tiene una posición neutral al respecto y no cambian su opinión en función de ellos.

Más información:

entremujeres.clarin.com

guioteca.com

Compartir este artículo

Acerca del autor

Dejar un comentario

Este sitio usa cookies. Al continuar usando este sitio, estás de acuerdo con su uso. Para saber más, incluyendo como controlar las cookies, mira aquí Política de Cookies.

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar