Las cosas que no debes hacer por amor

que-no-hacer-por-amor(CC)Toño Ortiz/Flickr

Cuando uno está enamorado es capaz de hacer cualquier cosa por conseguir a la persona que le gusta, por complacerla, por sorprenderla o simplemente por verla sonreír. Hay gestos que son muy dulces, simpáticos y conquistadores y que, obviamente, está bien que se tengan hacia el ser que se ama. Sin embargo, hay otras acciones que es mejor no realizarlas, ni siquiera por esa persona especial.

 ¿Qué no debemos hacer por amor?

Tatuarte

Puede ser que ames mucho a tu novio o novia, pero no es necesario que lo dejes grabado de por vida en tu piel. Hay otras formas de mostrar amor y cariño por alguien que no implican inscribirte un mensaje imborrable (a menos que tengas millones de dólares para pagar un tratamiento láser) en tu cuerpo. Este consejo vale inclusive si su relación va muy bien, dado que nadie predice el futuro ni puede saber qué es lo que ocurrirá en un futuro.

tatuarse-por-amor(CC)Alfredo Cofré/Flickr

Hacer lo que el otro hace aunque no te guste

Es entendible que, como pareja, quieran pasar mucho tiempo juntos y compartirlo todo. También es entendible que, cuándo estás tratando de conquistar a alguien, busques mostrarle al otro cuántas cosas tienen en común. Pero ninguno de los dos casos justifica que te conviertas en alguien que no eres y que finjas disfrutar un hobby que no te agrada.

En el primer caso porque, a la larga, te generará fastidio y bronca para con tu pareja, ya que lo verás como el responsable de que debas hacer algo que no te agrada. En el segundo, porque terminarás enamorando a la otra persona con una falsa imagen tuya. Recuerda que las diferencias existen y que los complementos también pueden atraerse. No es necesario que compartan todo.

Pagar todo siempre

Está bien invitar las dos o tres primeras citas, y alguna que otra salida especial como cumpleaños, San Valentín o aniversarios. Pero pagar siempre todo paseo o comida que realicen no es buena idea porque se volverá una rutina de la que luego será difícil salir. Evita que esa situación se haga costumbre porque luego modificarla generará incomodidad.

Además, dado que una pareja es algo que debe mantenerse de a dos, no tiene nada de malo repartir las cuentas de vez en cuando, así como se reparten las responsabilidades y tareas a la hora de mantener viva la pareja y de convivir.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA(CC)liss_mcbovzla/Flickr

Dejar de lado cosas que te importan

Así como no es necesario que por amor finjas que te gusta lo mismo que a tu pareja, tampoco es obligatorio que ignores aquello que a ti te interesa pero a él no. ¿Tienes un show favorito que nunca te pierdes? ¿Un ritual de fin de semana con tus amigas o amigos? Pues no los dejes de lado por tu pareja, él o ella debe aprender a acoplarse a tu vida y no pretender ser toda tu vida. Debes cuidar tu rutina diaria porque si luego la relación no funciona, te será más difícil recomponerla y retomarlas, dado que para ti todo dependerá de él o ella.

Dentro de este apartado entra el hecho de que nunca debes dejar de ver a tus amigas, amigos  familiares. Hay que saber equilibrar el tiempo entre ellos y tu pareja dado que si luego te quedas sólo/a, los necesitarás para superar el mal momento.

Cambiar tu vestuario

Si tu pareja te ama debe saber aceptar tu gusto por la ropa y u manera de vestirte. Nunca dejes que él o ella te indiquen cómo vestir y que usar o no. La ropa es parte de la personalidad y dejar que otro la altere es dejarlo cambiarte también en lo más profundo de tu ser. Además, puede ser que tu a media naranja le guste cómo te queda tal o cual cosa, pero que tú no te sientas bien usándola. Recuerda que siempre tu comodidad y estilo van primero.

no-cambiar-tu-vestuario(CC)vidya putra/Flickr

Cambiar tu dieta

Es deber de tu pareja hacerte sentir bien y atractivo/a en todo momento. Nunca aceptes a alguien a tu lado que te degrade, te menosprecie o te critique. Por esta razón, no debes dejar que él o ella te obligue a bajar o a subir de peso, u optar por una comida en lugar de por la otra. La intención debe salir de ti misma/o y porque tu sientes que lo necesitas.

Tanto en este caso como en el anterior, debes aprender a quererte y a gustarte a ti misma para poder evitar las influencias de afuera. Lo importante es que seas consciente de que no debes ser perfecta, sino ser tu mismo/a.

Evitar todas estas actitudes que te hemos mencionado no es egoísmo, sino que simplemente es respetarse a unos mismo y mantener un límite entre los aceptable y lo inaceptable en una relación.

Más información:

imujer.com

Acerca del autor

Dejar un comentario

captcha