¿Estás en una relación de pareja saludable?

“Me da pena salir contigo”, fueron las palabras exactas que recibí de mí ex en un mensaje de texto en la noche de un viernes cualquiera. Cuando le pregunté la razón, sólo me dijo que su incomodidad se debía a mi carácter. Llevábamos más de dos años de relación. Me quedé fría.

Recuerdo que miré la pantalla de mi celular sin poder decir nada. Segundos después, comencé a llorar sin control, pero en ese momento tuve la suerte de estar con una amiga. Ella esperó pacientemente a que me tranquilizara y fue allí cuando le hablé de la situación.

Me sentí destrozada. Nadie me había dicho algo tan horrible y lo peor fue que se suponía que se trataba de alguien que me quería.

Sin embargo, después de transcurrido un poco de tiempo, me di cuenta que nuestra relación estaba muy lejos de ser sana. De hecho, desde hacía meses nos tratábamos muy mal pero apelamos a la negación. Pensamos que todo estaba “bien”. Craso error.

Lo cierto es que esta situación la viven muchas personas. Están con alguien por costumbre, presión o por la incapacidad de aceptar la realidad, la cual tarde o temprano se manifestará de alguna manera. En mi caso fue así.

Pero, ¿cómo saber que se está con una pareja saludable? ¿Existen señales que hablen al respecto? Estas preguntas dependerán de la sinceridad que tengamos con nosotros mismos y con el otro.

¿Cómo saber que se está en una relación sana y estable?

En este punto se hace necesario decir algo importante: hay que dejar de idealizar las relaciones. Al dejar atrás los cuentos de hadas y comedias románticas, seremos capaces de detectar con mayor claridad cuándo nos encontramos en una relación de pareja sana y así entenderemos qué es el amor.

Algunos especialistas en parejas han concluido en un punto importante, lo que debe predominar es el respeto ya que representa una importante base en la interacción y comunicación. Si no está presente, la vida de la pareja disminuirá progresivamente.

No obstante, cabe mencionar que existen más señales que nos pueden ayudar a saber cuándo se está con la persona ideal

Existe confianza: es normal que se sienta un poco de celos pero eso sí, nada exagerado. Lo importante es que tanto tu pareja y tú se sienten en completa confianza y sin temor a lo que haga el otro.

Si bien la confianza es un pilar importante, también lo es la honestidad: si en la relación se es capaz de compartir cualquier opinión o pensamiento sobre un determinado tema sin sufrir alguna agresión, se trata de una relación sana.

Existe apoyo: es genial pasar tiempo agradable con tu pareja, pero también es cierto que todos estamos propensos a sufrir momentos difíciles. Una pareja sana es aquella que estará para ti y te brindará todo el apoyo posible sin hacer recriminaciones.

La relación está caracterizada por actitudes equitativas: esto depende exclusivamente de la dinámica entre cada pareja, pero lo ideal es que predomine la sensación de equidad y justicia: desde llevar las cuentas, hasta el ir a cenar una noche cualquiera. Cada aspecto importa y mucho.

Cada quien mantiene su propia identidad: bien, cuando se está en pareja se desea estar con el otro prácticamente todo el tiempo, pero no hay que olvidar que cada uno es una persona con necesidades, gustos y espacios particulares. Una relación sana es aquella que es capaz de respetar eso sin que represente un problema para el otro.

Existe una muy buena comunicación: otra clave sobre una relación sana tiene que ver con la facilidad a la hora de comunicarnos con la pareja. Mucho se ha dicho de las discrepancias que puedan existir  y eso es cierto, no obstante, la capacidad de llegar a un acuerdo y poder expresar los sentimientos y emociones libremente, debe existir.

Las señales de alarma

Como ya hemos dicho: las relaciones no son perfectas y eso está bien. Sin embargo, no debe ser razón para que se manifiestes situaciones incómodas o dolorosas. De hecho, algunos no entendemos lo mal que puede estar la relación porque preferimos negar la situación y eso, a la larga, puede ser mucho peor.

Entonces, es importante tener un poco de atención a ciertos escenarios que pueden ser una advertencia:

Tu pareja se enfada si no estás disponible.

-Tu pareja te critica constantemente sobre la forma en cómo te vistes o cómo te comportas.

-Tu pareja no te permite salir o interactuar con otras personas.

-En medio de las discusiones, tu pareja te levanta la mano de manera amenazante.

-Tu pareja te insulta estén peleando o no.

-De alguna manera, tu pareja te obliga a tener relaciones sexuales.

En cualquier caso, tener una pareja representa un aspecto importante de la vida ya que implica sentimientos de todo tipo. Sin embargo, hay que recordar que no hay que arriesgar la paz y tranquilidad mental.

Compartir este artículo

Acerca del autor

Dejar un comentario

Este sitio usa cookies. Al continuar usando este sitio, estás de acuerdo con su uso. Para saber más, incluyendo como controlar las cookies, mira aquí Política de Cookies.

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar