El tercer año de matrimonio es el más feliz

Es sabido que el casamiento no es fácil y que lejos está de parecerse a como lo presentan los cuentos de hadas que te leen cuando eres pequeño. Pero la felicidad no es imposible, sino simplemente difícil de conquistar. Muchos creen que el primer año de casados es el mejor y que de ahí se entra en una espiral de peligrosa decadencia en la que hay que luchar para salir adelante, sin embargo un estudio revela que el tercer año de matrimonio es el más feliz para la pareja. Esto no quiere decir que los dos previos no puedan estar llenos de momentos alegres, pero al estar dedicados a conocerse uno al otro y a aprender a complementarse es difícil esquivar situaciones agrias o de disputa. El problema empezaría a partir del cuarto, con la llegada de los hijos, el cansancio de la rutina y el exceso de trabajo.

¿Por qué el tercer año de matrimonio es el más feliz?

Según los expertos, que encuestaron a  2 mil personas para poder llega a estas reveladoras conclusiones, cuando se llega al tercer año de casados la pareja ya está consolidada y se encuentra en un momento de comodidad que le permite disfrutar de su relación plenamente. En esta etapa se empieza a pensar realmente en un equipo e incluso en una familia, a esto se suma que aprendieron a compartir las finanzas por lo que el desarrollo de la economía del hogar se vuelve más armónico.

Sin embargo, esto no significa que desde allí sea todo color de rosa. Al contrario, los años subsiguientes traen fuertes retos para la pareja. De hecho, los encuestados revelaron que el año más duro era el quinto a causa de la rutina, el cansancio, el aumento del trabajo y, en algunos casos, el desgaste que implica la crianza de los hijos. En esos momentos la pareja debe ser fuerte para saber salir adelante.

Luchar por quien se ama y remar ante los momentos complicados tiene su premio: los expertos han determinado que las parejas que llegan exitósamente al séptimo año de matrimonio tienen menos riesgos de separarse y de mantener una unión feliz y duradera.

La felicidad también está en la apariencia

Más allá de los resultados volcados por el mencionado estudio, hay otros factores que pueden afectar la situación y hacer variar la regla. Uno de ellos, según una investigación llevada adelante por la psicóloga Andrea Meltzer, es el aspecto físico de los cónyugues.

tres-anos-de-matrimonio(CC)Garry Wilmore/Flickr

Según la experta, las parejas que tienen más posibilidades de ser felices son las conformadas por un hombre feo y una mujer atractiva ¿Por qué? Porque el atractivo físico influye más en la satisfacción del hombre que de la mujer. A su vez, en estos casos la mujer también sale más beneficiada porque la hace feliz el simple hecho de ver que su marido está satisfecho junto a ella.

Los resultados surgieron de una encuesta realizada a 450 parejas, recién casadas, durante sus primeros cuatro años de matrimonio, casi el mismo periodo en que se centró la otra investigación.

¿Qué opinas de estos interesantes hallazgos? ¿Se aplican a tu vida amorosa? Cuéntanos si es así. Y si no lo es ¡aventúrate a suponer porqué!

Para saber más:

peru.com

20minutos.es

Acerca del autor

Dejar un comentario

captcha