Culturas sexuales opuestas. Europa vs Latinoamérica

Las culturas entre países (incluso entre regiones) tienden a mostrar diferencias increíbles a nivel comportamiento social, gastronomía y otros acentos. Pero cuando observamos las diferencias entre europeos y latinos, vemos que obviamente son culturas sexuales opuestas.

Y va a todo nivel. Desde el coqueteo, el juego previo, las conversaciones poscoitales y el coito en sí, en lo que a nosotras respecta, hay demasiada diferencia.

Si nunca has estado con un turista o has sido turista estando con lugareños, puede que no te parezca del todo cierto.

Pero una de las maneras de probar esto es jugando a usar apps de citas en el extranjero y evitando a toda costa quedar con alguien de tu país.

Es la única manera para asegurarte de probar cosas nuevas.

Digo, no puedes probar comida diferente si todo lo que comes cuando viajas es McDonald’s.

Culturas sexuales europeas

Culturas sexuales europeas, mitos y verdadesImagen de andreas160578 en Pixabay.com

En sí, tener sexo con un alemán o con un polaco es como probar agua dulce o salada. Es muy diferente la relación con uno y otro.

Para empezar, la frecuencia con la que la mayoría de los europeos practica el sexo escandaliza a los latinos (¡porque dejan demasiado tiempo de por medio!).

Los griegos, por ejemplo, tienen sexo al menos una vez por semana. Mientras algunos alemanes, apenas se dejan tocar por su mujer una vez cada dos meses.

Por su parte, los polacos e italianos tienen buena fama en la cama. Según las encuestas de Durex, las culturas sexuales de la mujer europea siente mayor afinidad con estas nacionalidades cuando de placer se trata.

Y, al contrario, a los ingleses los tienen por vírgenes en este sentido, alegando que no tienen ni mucho aguante ni demasiada creatividad en el asunto.

Además, hemos visto que respecto al “protocolo” o juego previo y las reglas en el coito, los europeos tienen conceptos muy diferentes sobre el juego.

Por ejemplo:

  • En ciudades pequeñas o villas, los hombres no compran y en muchos casos NO usan preservativos. Mientras de este lado del mar, casi siempre tienen los dos y a nadie le da pena comprarlos ni hablar de ello.
  • Las mujeres latinas solemos poner nuestros límites como cartas sobre la mesa desde el principio, los NO son inquebrantables indiferentemente del sujeto en cuestión y tratar de romper esa regla puede resultar en que la chica se vista y se vaya sin decir palabra. Parece que algunos europeos suponen que tienen carta blanca para todo y pasan por alto este detalle consiguiendo el resultado que ya mencionamos.
  • La creatividad de algunos europeos llega hasta el misionero y de ahí no pasa. Y si has visto memes sobre sexo en Latinoamérica, verás que aquí el plan es no hacer lo mismo dos veces con la misma persona.

Los latinos y su picante…

El siempre querido picor latinoImagen de OmarMedinaFilms en Pixabay.com

Ahora llegamos a un punto curioso: la diferencia abrupta entre unos y otros.

No es un secreto el descontrol parental latinoamericano ni la cantidad de veces que una mujer puede quedar embarazada en su vida.

Y a juzgar precisamente por esa parte del continente (o que cada país tiene) podrías pensar que todos somos así.

Por el contrario, la parte de la población que pasamos los 20 sin tener ningún hijo o “bendición” somos más bien un poco psicóticos al respecto (y me incluyo).

Todos tenemos más de una caja de preservativos en el bolso para “prevenir”. Incluso si no se tiene planeado, muchos hombres y mujeres de estas tierras los llevan encima a modo de superstición (para la buena suerte y que se dé algo).

 Y aquí llego a otra diferencia: el aguante. Y es que si a un costarricense o un venezolano le pregunta cuantos coitos aguanta en una noche, normalmente no baja de cuatro.

Cosa que los españoles e ingleses con su ingesta de Viagra seguramente envidian a morir.

Ambas culturas sexuales sufren y cometen infidelidades. Los latinos creen en la falsa monogamia o prefieren irse por relaciones abiertas o soltería con encuentros casuales.

Por su parte, los europeos en su mayoría ponen el cuerno (increíblemente, más ellas que ellos).

Algunos utilizando excusas como la tensión del ambiente, el cambio climático y la situación económica, mientras los latinos lo hacen porque sí. Y si le preguntas a alguno, esa será la respuesta que recibirás (posiblemente seguido de un discurso romántico que atonte a cualquiera y consiga que la infidelidad pase desapercibida).

Y aunque soy fiel creyente de que el tamaño no importa en tanto sepa usarse, para el ego de los machos les dejaré un último dato donde pueden encontrar el tamaño promedio de su miembro según su nacionalidad.

Encabeza la lista los países latinos con Ecuador, Colombia y Venezuela, seguidos de Bolivia, Brasil y Francia, luego Haití, Cuba, Países Bajos e Italia.

¡Cuéntanos! ¿Prefieres usar el frio como excusa o no tener excusa en absoluto? ¿con qué cultura prefieres saltar a la cama, europeos o latinos? Espero sus votos en los comentarios.

Compartir este artículo

Acerca del autor

Dejar un comentario

Este sitio usa cookies. Al continuar usando este sitio, estás de acuerdo con su uso. Para saber más, incluyendo como controlar las cookies, mira aquí Política de Cookies.

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar