¿Cuál es tu tipo de amor?

Del amor se dice mucho. Que es bonito, que es difícil, que hace sufrir a medio mundo o que no debería de hacer sufrir a nadie. Pero lo que Sternberg, un psicólogo que se dedicó a estudiar el amor de manera mucho más profunda y seria, nos dice es que hay 7 tipos de amor. Estos nacen de las diferentes combinaciones que se dan entre las 3 aristas de la teoría triangular del amor que desarrolló. Así que si alguna vez te preguntaste cuál es tu tipo de amor y qué le falta a tu relación para mejorar, este artículo te ayudará a descifrarlo.

¿Cuál es tu tipo de amor?Imagen de Pinterest

Los distintos tipos de amor

La teoría triangular del amor de Sternberg propone 7 modelos de amor de pareja, que nacen de lo mucho o poco que hay de pasión, compromiso e intimidad en una relación. A veces, solo hay un solo elemento presente, otras, solo dos y, de manera ideal, los tres elementos se hayan de manera constante. ¿Cuáles son los 7 tipos de amor según Sternberg?

Cariño – Solo intimidad

Tu pareja es tu mejor amigo. Le cuentas todo, comparten todo. Ustedes son cómplices en la vida. Pero la llama de la pasión no es ni siquiera una chispa y no se comprometen como pareja tampoco. Puede que ustedes se lleven muy bien y tengan muchas cosas en común, pero su relación es más cercana a la amistad que al romanticismo. Quizá ya ni siquiera tengan el mismo interés sexual el uno en el otro, ni tengan planes a futuro que involucren formar una familia o casarse. Pero se llevan bien y están cómodos. Este tipo de parejas debería revaluar su relación: ¿quieren seguir juntos y tratar de involucrar la pasión y el compromiso en sus vidas? ¿o sería mejor ser amigos?

Amor Vacío – Solo compromiso

El compromiso puede establecerse por muchos motivos. De repente, existe una fuerte dependencia económica de unas de las partes involucradas o hay motivos legales por los cuales deben de seguir juntos. Sea cual sea la razón, este tipo de parejas no sienten ni siquiera que algo se les quema cuando se ven mutuamente: la llama de la pasión es inexistente. Por otro lado, no tienen confianza el uno en el otro: no tienen intimidad y no se conocen bien emocionalmente. Si estás en este tipo de relación, pregúntate ¿es lo que realmente quieres? Y ¿a qué precio?

Encaprichamiento – Solo pasión

Si a los otros dos tipos de amores anteriores les faltaba pasión, a aquellos que están encaprichados el uno con el otro les sobra tanto que no han podido desarrollar la intimidad ni el compromiso. Aquí, los cuerpos hablan. La energía física es la principal forma de comunicación y es la base de la relación. Sin embargo, no existe confianza mutua ni tampoco saben quién es el otro realmente. No hay un compromiso de por medio por permanecer como pareja. Si estás encaprichado, quizá debas de despejar un poco la mente y reflexionar sobre lo que quieres. Con el tiempo, podrías llegar a conocer a tu pareja y descubrir que vale más de lo que puede ofrecerte físicamente, que no te gusta tanto como creías, o que prefieres mantener las cosas casuales.

Amor de compañía – Intimidad + Compromiso

Muchas parejas, con los años, llegan a este punto. Son felices el uno con el otro… o, al menos, eso parece. Lo que tienen parece suficiente pero, en las noches, rememoran aquellas épocas en las que no podían dejar de tocarse. Solían tomarse de las manos, besarse y usar la cama para algo más que dormir. Sin embargo, el trajín de los días, las responsabilidades, los hijos, el estrés, entre otros muchos factores, los han llevado a un punto donde ya no tienen tiempo para la pasión. Tienen intimidad: han estado tanto tiempo juntos que se conocen bien y confían en el otro. Están comprometidos a seguir juntos, ya sea por la familia que han construido o por todo lo que han invertido en la relación. Pero la pasión se ha extinguido. A este tipo de parejas les conviene darse un break de la vida, escaparse un fin de semana y reinventar su vida sexual.

Amor Fatuo – Pasión + Compromiso

Este tipo de parejas no tienen intimidad y, por lo tanto, lo que comparten es muy escaso. Se desean y quieren estar juntos pero esto se pone difícil luego de algún tiempo puesto que no tienen demasiado en común. Sus diferencias, sin embargo, son compensadas por la química física que tienen. El principal motivo por el cual terminan queriendo estar juntos es la atracción. Una relación de este tipo no tiene mayor futuro si es que no desarrolla intimidad porque las partes no se conocen, aunque alguno ni tienen interés por conocerse. Si este es tu tipo de relación, pregúntate si estás feliz con cómo va. Quizá ambos están satisfechos. Si no, lo mejor es darse un tiempo.

Amor romántico – Pasión + Intimidad

¿Cuántos amores de verano has tenido? ¿No te parecían como sacados de un cuento de hadas fenomenal que iba a durar para siempre? Cuando hay mucha pasión e intimidad en una relación, esta es del tipo fatuo. Este tipo de relaciones, aunque muy intensas y llenas de grandes promesas, viven solo en el presente. Lo que saben el uno del otro es muy superficial. Uno idealiza al otro y, cegados por la pasión, no se dan cuenta de sus defectos y piensan que estarán juntos por toda la eternidad.  No existe compromiso porque ninguna de las partes piensa en el futuro. Están tan concentrados en la química que tienen que no reparan en planes a largo plazo. Si te encuentras en una relación de este tipo, lo mejor que puedes hacer es vivirla con locura pero, antes, hacerte consciente de lo que está sucediendo: de esa forma, no te darás un encontronazo con la realidad cuando la fantasía se rompa.

Amor consumado – Intimidad + Compromiso + Pasión

Este es el tipo de relación que todas las parejas estables anhelan. Las tres aristas del triángulo están presentes. Ambas partes se desean, confían el uno en el otro y se conocen, y tienen la intención de permanecer juntos a futuro. Comparten muchas cosas en común, saben cuáles son las virtudes y los defectos del otro, han estado en las buenas y en las malas y aún no quieren tirar la toalla, hacen planes a futuro y han encontrado la forma de mantener la llama encendida. Si te identificas con este tipo de relación, debes de seguir adelante y no descuidar a tu pareja. Aunque las cosas parezcan ir bien para los dos, solo se mantendrán así si continúan mostrándose amor y esforzándose.

los 7 tipos de amorImagen de freestocks.org en Unsplash

Puede parece difícil llegar a tener un amor consumado pero, si eres capaz de identificar qué elementos son los que faltan en tu vida de pareja, entonces ya habrás comenzado a emprender el camino para lograr este tipo de relación. Si estás satisfecho con cómo van las cosas, enhorabuena; no todo el mundo busca una relación a largo plazo.

Compartir este artículo

Acerca del autor

Dejar un comentario

Este sitio usa cookies. Al continuar usando este sitio, estás de acuerdo con su uso. Para saber más, incluyendo como controlar las cookies, mira aquí Política de Cookies.

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar