Convivir en pareja, ¿están listos para eso?

Convivir en pareja representa sin duda el mayor miedo de muchos, el más grande sueño de otros y el mayor reto para todas las parejas que deciden dar este gran paso.

Algunos lo consideran el más grande paso de la relación, incluso por encima del sexo o el matrimonio, de conocer a los padres o decidir tener hijos, porque implica incluir a otra persona en tu vida del modo en que quizás nunca has hecho con nadie más.

Aun si no estás saliendo directo de casa de tus padres a la de tu pareja, si has vivido sola antes, si has tenido roomies o ya has convivido con otra pareja anteriormente, esto es algo totalmente nuevo.

Hoy exploraremos este dilema al que se enfrentan a diario muchas parejas y que no todas las relaciones superan, veremos algunas consideraciones a tomar en cuenta incluso antes de tomar esta decisión como pareja, errores que evitar a toda cosa y ciertas señales que indican que aun la relación no es tan madura como pensabas y que quizás, lo mejor sea esperar un poco más.

Convivir en pareja, el gran dilema.

Convivir en pareja, el gran dilema de si están o no preparados para dar juntos ese pasoImagen de rawpixel en Pixabay.com

Seguro a primera instancia te imaginas esto como una película romántica. Él hace el desayuno, entonces yo me encargo de la vajilla, él limpia las encimeras mientras yo limpio el piso, hacemos juntos las compras, nos saludamos con sexo cada mañana, nos recibimos con sexo cada que volvemos del trabajo, el romanticismo es eterno…

Pero esto no siempre es así. No puedes esperar que tu pareja sea un ser recién formateado de fábrica no más cruzado el umbral de su nuevo hogar, ni mucho menos que estén juntos sin aburrirse todo el santo día. Es un individuo con costumbres diferentes a las tuyas y un estilo de vida que, de no vivir juntos, jamás conocerías.

No, tampoco es una película de terror. Pero ser responsable de una vivienda y de ustedes mismos es muy diferente a lo que parece, y por más que imaginarse juntos viendo pelis todo el día sea lo más delicioso del mundo, no puede ser.

Tomar la decisión de convivir en pareja requiere madurez, tanto como para saber dejar tus malos hábitos (que posiblemente no habías reconocido hasta el momento) como para sobrellevar los de tu pareja.

Al dar este paso, oficialmente son un equipo, y no pueden dejar al otro atrás por ningún motivo.

¿Cómo saber que están listos?

¿Cómo saber si están listos para convivir en pareja? Imagen de Pexels en Pixabay.com

Existe un punto durante el desarrollo de la relación en que sentimos que es momento de convivir en pareja. Este momento parece ser indispensable para que la relación siga evolucionando con naturalidad, y es subjetivo de una relación a otra.

Algunos de los factores que nos confirman que, en efecto, estamos listos para convivir juntos, es la habilidad de negociación, de llegar a un punto medio entre ambas posturas totalmente opuestas, o que permitamos que en una ocasión de discordancia recurrente elija uno, y en la siguiente ocasión, elija el otro.

Para esto, la comunicación abierta y sin tabúes es de suma importancia.

El respeto y la reciprocidad deben existir sin tener que exigirse. El respeto propio y de nuestra pareja nos permite vernos como individuos con diferentes capacidades, gustos, tiempos y hábitos y conlleva a la tolerancia dentro de la relación.

Por otro lado, si alguno de los dos siente que no recibe lo que da, esto crea un desequilibrio en la relación que, a la larga, puede acabar en una discusión afectiva grave que termine con todo. Entregar sin esperar nada a cambio es lo ideal, pero al ser recíproco, es equilibrado y ambos salen ganando.

Tener un proyecto en conjunto y sentir que es momento de dar el paso, sin presiones de ninguna de las dos partes, también es fundamental. Tener un plan juntos, estar en el mismo punto y compartir una motivación en común los ayudarán a mantenerse en pie frente a los conflictos que la convivencia pueda presentarles.

Señales de que NO están listos para convivir en pareja

8 señales de que NO están listos para convivir en parejaImagen de RyanMcGuire en Pixabay.com
  • Llevan menos de un año juntos. La relación está a penas comenzando y les faltan muchas cosas por conocer del otro como para dar este paso tan apresurado.
  • Sus objetivos no tienen ni un punto medio. No tener ningún proyecto juntos o compartir algún norte, disipará la motivación para resolver  sus conflictos juntos muy de prisa.
  • Ven la convivencia en pareja como un escape a problemas individuales ya sean económicos, familiares o sociales.
  • Tienen tabúes a la hora de hablar sobre temas importantes.
  • No logran negociar con éxito o solo llegan a un acuerdo luego de ira, gritos y violencia.
  • El temor de vivir juntos es mayor a la emoción de hacerlo.
  • Les cuesta dar su brazo a torcer o piensan que su verdad es la única que vale.
  • Alguno de los dos no se siente respetado o querido al 100%.

Recuerda que esto es una decisión de ambos para fusionar sus vidas, sus espacios, finanzas y responsabilidades. El hecho de que tú o tu pareja no se sienta preparado, no quiere decir que el amor no esté allí.

Tómense su tiempo y comiencen a hablar de cosas importantes si quieren dar este gran paso juntos. Velo como una etapa que puede construirlos o destruirlos y el resultado depende solo de ustedes.

¿Tu pareja y tú decidieron ya convivir juntos? ¿Va en caos o paraíso? Cuéntanos tu experiencia!

Compartir este artículo

Acerca del autor

Dejar un comentario

Este sitio usa cookies. Al continuar usando este sitio, estás de acuerdo con su uso. Para saber más, incluyendo como controlar las cookies, mira aquí Política de Cookies.

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar