Consejos para una primera cita de ensueño

¿A quién no le gustaría tener una primera cita de ensueño con la persona que le gusta y salir de ella con la impresión de que el sentimiento que ha sido mutuo?

Estoy segura de que a todo el mundo. Y es que triunfar en una primera cita es asegurarte de que haya una segunda, tercera, cuarta…y quién sabe cuántas más.

Siempre digo que las citas son la antesala de las relaciones de pareja. Una oportunidad única que deberíamos saber aprovechar al máximo. Porque si en la primera cita no logras conectar, que la otra persona se sienta cómoda contigo y se divierta, difícilmente vas a conseguir que repita.

El mundo de la seducción a veces va demasiado rápido y las personas no solemos dedicar mucho tiempo a alguien que no nos ha hecho “click” o con quien no hemos tenido la sensación de encajar.

Una primera cita puede (y suele) ser decisiva. Por lo tanto, cuanto más segura vayas y más información tengas sobre cómo salir airosa de ellas, mejor te va a ir en cuestiones amorosas.

Así que presta atención porque en este post vas a descubrir:

  • Cómo dar lo mejor de ti
  • De qué temas hablar
  • Qué temas de conversación es mejor no tocar
  • Cómo actuar cuando acabe

Comenzamos

Cómo dar lo mejor de ti para una primera cita de ensueño

Para poder dar lo mejor de ti con alguien a quien apenas conoces, lo que necesitas es acudir a ella con la mayor seguridad posible.

Esto se consigue cuidando que tu imagen esté justo como deseas antes de salir de casa. Maquillaje, ropa, perfume y cabello deben cumplir con tus expectativas (o al menos acercarse lo máximo posible) para que la confianza en ti misma esté en su potencial más alto.

Mayor seguridad es igual a menos nervios y más naturalidad.

Si acudes a una cita con la inseguridad que te produce un vestido, un peinado o un maquillaje que no te convencen o al que no estás acostumbrada, pasarás la mayor parte del tiempo pendiente de ellos y no lograrás estar concentrada en lo realmente importante: conocer a la persona que tienes enfrente.

Por lo tanto, cuida estos detalles antes de salir y después olvídate de ellos. Recuerda que cuando saliste estabas perfectamente arreglada para la ocasión y que no hay nada que pueda perturbarte en ese aspecto.

Para tener una mayor sensación de seguridad en ti misma, un ejercicio muy bueno es practicar gestos, sonrisas y movimientos frente al espejo para comprobar qué tal te ves. Si hay algunos gestos que no terminan de gustarte, procura corregirlos y potencia los que más te gusten.

Corregir ciertos movimientos y expresiones no es algo que vayas a conseguir de la noche a la mañana. Cuanto antes empieces a practicarlo, mucho mejor.

Una vez superadas estas cuestiones, lo que necesitas es mantenerte presente y prestar la mayor atención a lo que ocurra durante la cita.

Estos son algunos consejos:

  • Escucha más de lo que hables: de este modo podrás sacar información muy valiosa y, además, lograrás que la otra persona se sienta escuchado y valorado.
  • Habla de manera pausada y cuando no sepas seguir la conversación, simplemente pregunta. A todos nos encanta descubrir a otras personas temas que conocemos o dominamos.
  • Mantén durante toda la cita una postura corporal abierta para que la otra persona no se sienta rechazada. Esto consiste en mantener los brazos extendidos y relajados, la espalda recta, la cabeza alta y ubicarte frente a él.
  • Mira a los ojos durante la conversación. Por cierto, si te interesa, en este post te explico cómo seducir a un hombre con la mirada en menos de un minuto. También vas a encontrar las pautas para conseguir una mirada seductora perfecta.

De qué temas hablar

Este es un apartado bastante interesante.

¿De qué hablar durante una cita? Hay muchas personas que se bloquean cuando tiene delante a la persona a la que desea seducir y sienten que no encuentran las palabras correctas.

Bien, este bloqueo puede evitarse haciendo preguntas. Desde luego, debes procurar que las preguntas sean discretas y que no acabe pareciendo un interrogatorio incómodo.

Pregúntale sobre sus aficiones, gustos o proyectos. Déjale hablar y sonríe o asiente cuando te parezca que lo que dice es gracioso o interesante. De ese modo estarás rebajando la presión de tener que hablar sobre ti y estarás convirtiéndolo a él en protagonista de la cita. Comparte impresiones y gustos con él y céntrate en aquellos en los que coincidís.

Cuenta lo justo y necesario sobre ti. No le cuentes toda tu vida de golpe porque le dejarás con la curiosidad resuelta y lo que te interesa es que quiera seguir conociendo y descubriendo más cosas de ti, y para eso necesitará más citas (justo lo que pretendemos conseguir).

Qué temas es mejor evitar en la primera cita

Hay temas que en una primera cita es mejor evitar porque puede dar lugar a enfrentamientos innecesarios, como pueden ser los temas políticos, religiosos o ideológicos. Estos temas es importantes ir conociéndolos, pero a poco que prestes un poco de atención podrás ir descubriéndolos sin necesidad de preguntar ni sacar el tema.

Otra conversación que es preferible evitar es el de relaciones anteriores, sobre todo si no han acabado bien.

Nada de ex parejas ni malas experiencias en el amor en una primera cita. Solo conseguirás que la energía negativa se apodere de un momento que es para disfrutar y que debería servir para conoceros un poquito mejor sin que haya terceras personas de por medio.

En general, evita conversaciones que transmitan negatividad o mal rollo como enfermedades, oscurismo, críticas a terceras personas, problemas de trabajo, problemas familiares, peleas, discusiones pasadas, etc.

Cómo actuar cuando la cita acabe.

Si la cita ha sido placentera, lo mejor es hacérselo saber con unas palabras amables y sinceras. Un simple “lo he pasado genial en la cita” es capaz de hacer milagros. Le estarás indicando que realmente has disfrutado de su compañía y que estarías dispuesta a repetir.

Si la ocasión se da y a ambos os apetece, podéis acabar la cita con un beso, o si te parece demasiado directo, un beso cerca de los labios. De este modo quedara con ganas de más y te tendrá durante un buen tiempo en su cabeza.

No es necesario que preguntes cuando volveréis a veros. Si él ha disfrutado de la cita tanto como tú será él quien lo pregunte. Y si habéis intercambiado vuestros teléfonos (doy por hecho que así es) te llamará o escribirá antes de lo que imaginas.

Hasta aquí el artículo de hoy. ¿Qué te han parecido estos consejos? ¿Te han sido útiles? pues aprovecha y compártelos con todas las personas que puedan necesitarlos.

¡Volveré pronto con más información!

Compartir este artículo

Acerca del autor

Dejar un comentario

Este sitio usa cookies. Al continuar usando este sitio, estás de acuerdo con su uso. Para saber más, incluyendo como controlar las cookies, mira aquí Política de Cookies.

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar