Conocer chicas en el gimnasio: trucos y consejos para acercarte

De todos los lugares donde puedes conocer chicas, el gimnasio es uno de los mejores. Sabes que con esas mujeres tienes al menos una cosa en común: el interés por el estado físico y la salud. Además, casi todas las que asisten a esos lugares están buscando ser bellas y atraer miradas.

Sin embargo, son muchos los hombres que van al gimnasio a ligar y esto causa que las mujeres se cansen de las interrupciones y elijan ignorarlos. Por eso debes escoger el momento adecuado para acercarte y saber diferenciarte de la competencia.

Cómo conocer chicas en el gimnasio

Mantente cerca

Lo primero para poder iniciar una conversación es estar cerca de ella. Lo mejor es escoger trabajar en la máquina libre más próxima a donde ella se encuentre. De esa forma tienes más posibilidades de iniciar una charla ocasional durante algún breve descanso.

Si ella realiza las clases de aerobic, bici o abdominales puedes anotarte también. Pero si no eres muy bueno en estas disciplinas que requieren coordinación, tendrás que intentar charlarle antes o después de la clase.

Recuerda ser sutil y evitar interrumpirla en sus ejercicios o detenerla cuando está apurada. Parecer desesperado y elegir el momento inapropiado para acercarte son dos cosas que harán que ella te tache indefectiblemente.

No seas presumido

La mayoría de los hombres creen que pueden conquistar a una mujer en un gimnasio si superan en fuerza o habilidad a los demás. La realidad es que las chicas se fijan poco en cuanto peso estás levantando o en si puedes tocarte los pies con las manos sin doblar las rodillas.

Verte sudoroso por haber trabajado mucho tampoco te ayudará. Es recomendable que tomes mucha agua y que lleves  desodorante, una ropa limpia y una toalla para secarte.

Inicia una conversación de interés

La mejor forma de comenzar la charla es tocar un tema que sabes que a ambos les interesa: el ejercicio físico. Puedes optar por darle un consejo si ves que tiene problemas con un ejercicio o una máquina. Otra buena opción es hacerle tú una pregunta sobre algo que no sepas (o que finges no saber). La idea es romper el hielo.

Como secreto, te contamos que es mejor iniciar con charlas breves todos los días hasta llegar a una conversación más larga y luego a invitarla a salir. No trates de extender la primera conversación que tengan sólo para estar más tiempo con ella. Terminarás por aburrirla diciendo cosas sin importancia y luego no querrá cruzarte más.

No mires mucho

Lo peor que puedes hacer es mirarla constantemente en todo lo que hace. Eso no va a indicarle que estás interesado en ella, sino que vas a hacer que se sienta acosada. Recuerda que tú quieres salir con ella y crearte una imagen de maniaco no te va a ayudar a conseguirlo.

Además, mirar fijo durante mucho tiempo queda mal en cualquier contexto. Pero es aún peor en un gimnasio donde las chicas están exponiendo sus cuerpos mientras hacen los ejercicios.

Saluda

Es muy importante mostrarte como alguien educado, simpático y agradable. Si al llegar y antes de irte siempre saludas, construirás una imagen positiva alrededor tuyo que te ayudará a la hora de iniciar la conquista.

Si eres serio y no hablas con nadie, puede tomarte por un antipático o un antisocial; características que no son atractivas a los ojos de ninguna mujer.

No insistas

Algunas mujeres solteras se sienten incómodas al ser seducidas en un gimnasio. El verse sudorosas y poco arregladas las incomoda. Si percibes que la chica que te interesa es de esas, trata de agarrarla antes de que inicie la rutina o cuando salga de las duchas. Seguramente estará más relajada porque se sentirá más cómoda y segura consigo mismas.

¿Cómo saber si ella es así? Es simple. Si has intentado hablarle y ella se ha mostrado simpática pero algo esquiva, es porque le interesas pero preferiría conversar en otro contexto.

Se respetuoso

Debes aprovechar para mostrar tus mejores cualidades en todo momento. Esto hará que ella esté más dispuesta a conversar contigo luego.

Entonces, se respetuoso y amable con todos los demás miembros del gimnasio. Si alguien te pregunta o te pide algo, responde con cortesía. Cuando detectes a alguien que está confundido o equivocado al hacer un ejercicio o usar una máquina, ayúdalo. Y cada vez que desocupes algún material del gimnasio, límpiale tu sudor.

Todas estas son actitudes que las mujeres valoran mucho. Pensarán que si eres tan bueno con los demás, lo será más con ellas.

La próxima vez que vayas al gimnasio y veas a una mujer linda, recuerda nuestros consejos y ponlos en práctica. Atraer su mirada e iniciar una conversación con ella será una tarea mucho más sencilla. Convierte al centro de fitness en tu nuevo lugar para conocer chicas.

Compartir este artículo

Acerca del autor

Dejar un comentario

Este sitio usa cookies. Al continuar usando este sitio, estás de acuerdo con su uso. Para saber más, incluyendo como controlar las cookies, mira aquí Política de Cookies.

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar