Conoce la historia de Cupido, dios del amor

Última modificación: Por

Seguramente crees que Cupido ha tenido suerte en el amor y que por eso representa a este sentimiento en el panteón de dioses de la mitología romana. Efectivamente este dios alguna vez se enamoró, pero lamentablemente tuvo que sortear numerosos obstáculos para que su historia tuviera un final feliz. Quizá allí esté la explicación de porque algunas veces puede llegar a ser cruel, jugarte malas pasadas y hacerte sufrir mucho antes de presentarte a tu verdadero amor. ¿Quieres saber su historia? Aquí te la contamos.

Cupido enamorado

Según la leyenda, este dios era hijo de Venus y Marte. Desde pequeño fue muy inquieto y gustaba de volar por el Olimpo con sus flechas, que eran de dos tipos: unas doradas con plumas de paloma y otras de plomo con plumas de búho, las primeras provocaban el amor al instante y las segundas un a indiferencia absoluta.

Pasaba el tiempo y el joven dios alado seguía teniendo forma de niño. Esto preocupo a su madre, quien decidió acudir al oráculo de Temis en búsqueda de alguna respuesta. Este le dijo que el amor necesitaba de la pasión para crecer. Al principio Venus no entendió la respuesta, pero cuando nació su hijo Anteros, el dios de la pasión, ella pudo observar que Cupido sólo se volvía hombre cuando estaba con él, luego volvía a ser un niño.

Paralelamente a esto, Venus se enteró de que en la tierra existía una joven princesa llamada Psique. Esta dama no encontraba marido porque todos se consideraban indignos de ella debido a su extraordinaria belleza. Enfurecida y celosa, Venus ordenó entonces a su hijo mayor que fuera a la tierra y con una de sus flechas hiciera que la joven se enamorara del hombre más vil, feo y despreciable que existiera.

Cuando el niño alado bajó a la tierra, encontró a Psique al borde de un precipicio porque el oráculo de Delfos le había indicado al padre de esta que allí encontraría el amor. Cuando el dios la vio, inmediatamente se enamoró de ella y se convirtió en un apuesto joven. Por suerte, ella también se sintió atraída y correspondió el sentimiento.

A pesar de que Venus se opuso, ambos chicos se casaron y el joven dios llevo a la princesa a vivir en un castillo. Lamentablemente la historia no finaliza aquí.

Como Psique era mortal, tenía prohibido mirar a su esposo, razón por la cual él la visitaba sólo de noche. Las hermanas de la princesa, envidiosas de su buena fortuna, aprovecharon esta situación para cultivar en el corazón de Psique miles de dudas, entre ellas que su esposo era en realidad una serpiente con alas.

Una noche, cansada la joven de vivir temerosa y dubitativa, la chica rompió la promesa y miró directamente a su marido. Este, dolido por la falta de confianza y ante la violación de una regla del Olimpo, abandonó con mucho dolor a su amada esposa.

Psique, expulsada del castillo y arrepentida de su comportamiento, comenzó a peregrinar por el mundo buscando cómo recuperar a su marido. La madre de este le puso miles de pruebas, hasta que finalmente logró el perdón y la convirtieron en diosa. De la reconciliación nació una hija llamada Voluptas, la diosa del placer.

Entre los miles de obstáculos que debió sortear la joven princesa, el más duro fue la solicitud de llevar una caja al Inframundo. En ella había un poco de belleza de parte de Venus para Proserpina, la esposa de Plutón. Psique tenía prohibido abrir la caja bajo ninguna circunstancia, pero su curiosidad pudo más y terminó haciéndolo, a causa de esto cayó en un sueño cercano a la muerte. Por suerte su amado la encontró y la liberó del hechizo. A pesar de no haber cumplido con la misión, su valentía y tenacidad a fin de recuperar a su marido conmovieron a todos los dioses.

No todo era amor

Otras historias cuentan que el pequeño dios alado no era del todo bueno. Frecuentemente desobedecía las órdenes de los dioses y rechazaba interferir en la vida amorosa de los humanos.

A la vez, algunos estudiosos dicen que era vengativo. Por ejemplo, hizo que Apolo se enamorara de una ninfa y a ella le arrojó una flecha de indiferencia, sólo porque el primero solía burlarse de él con frecuencia.

De hecho, cuentan que su padre en realidad quería eliminarlo al nacer porque sabía que haría males en el mundo. Pero su madre Venus lo escondió en los bosques, donde fue alimentado por bestias. Por esa razón es que se dice que nunca aprendió a guiarse por la razón, sino sólo por el institno y los sentimientos al igual que los animales.

Todas estas son características que muy posiblemente haya tenido y tenga este dios porque de hecho coinciden con las del amor. Por ejemplo, el amor suele generar actos de venganza hacia alguien que nos daña o que daña a quien queremos, también nos hace actuar sin razonar y muchas veces despierta nuestra rebeldía.

Más información:

cosmohispano.com

Compartir este artículo

Acerca del autor

Dejar un comentario

Este sitio usa cookies. Al continuar usando este sitio, estás de acuerdo con su uso. Para saber más, incluyendo como controlar las cookies, mira aquí Política de Cookies.

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar