Cómo llegar a la segunda cita: trucos para hombres

Última modificación: Por

llegar a la segunda citaCuando salimos por primera vez con una mujer, siempre tenemos la esperanza de que todo marche de maravilla y pueda concretarse un segundo encuentro. Pero para que esto sea así no sólo tiene que haber química, sino que también debes estar muy atento a la forma de actuar. En esta nota te contamos cuál es la mejor manera de responder a cuatro preguntas que suelen hacer las mujeres, te garantizamos que siguiendo nuestros consejos podrás llegar a la segunda cita fácilmente.

Cuatro formas correctas de responder para llegar a la segunda cita

1. “¿Me tardé mucho?”

Por más que la respuesta sea si, nunca la retes por la demora. Mejor es responder que no y que hace poco que habías llegado tú. A ninguna chica le gusta que le den sermones y, además, la paciencia y el trato caballeroso siempre tienen su recompensa.

De todas formas, si se demoró en exceso y crees necesario hacérselo notar, hazlo de una forma amable y simpática que no arruine el clima de la noche.

2. “No puedo comer o beber eso porque me estoy cuidando”

La mejor respuesta ante esto, y que te dejará tan bien parado como si fueras un rey, es decirle que no necesita controlar lo que come porque así esta perfecta. Eso la hará sentirse estupenda y seguramente quedará encantada contigo. A todas las mujeres les gusta que el hombre que tienen a su lado las vea hermosas y sexys.

Jamás le digas algo como “ah, está bien” porque la harás sentirse muy mal. Por más que ella misma esté pensando que necesita cuidar su figura, tu comentario no pasará desapercibido y afectará su autoestima.

Lo mismo se aplica si te pregunta si se ve gorda con la ropa que lleva puesta. Es preferible decirle “yo creo que te ves hermosa” a “si tú lo dices”.

3. “¿Cuánto es? Deja que pague la mitad”

Sin dudas la respuesta acertada es “por favor, no me ofendas y deja que pague yo” e inmediatamente, sin que ella vea lo que han gastado, le pagas al mozo y le dejas propina. Eso es señal de educación y es muy halagador para una mujer.

De más está decir que nunca debes calcular los gastos y decirle cuanto es su parte del total. Aprovecha este momento para convertirte en todo un caballero que no repara en gastos para hacer sentir cómoda a su chica. Por supuesto que a medida que avance la relación pueden empezar a pagar a medias.

 4. “¿Quieres pasar?”

Si llega el final de la cita y ella te ofrece entrar a su casa o departamento, sin dudas puedes aceptar la invitación pero siempre de forma educada. Frases como “claro, si no te molesta” es una buena forma de mostrar interés en la oferta sin parecer desesperado.  Lo importante es tener cuidado en la manera en que te comportas cuando entras, no creas que la invitación implica que habrá intimidad.

En tu próxima primera cita, si ella llega a hacerte alguna de estas preguntas, ya sabrás como responder. Poniendo en práctica las respuestas que te enseñamos, seguramente podrás llegar a la segunda cita sin contratiempos.

Compartir este artículo

Acerca del autor

Dejar un comentario

Este sitio usa cookies. Al continuar usando este sitio, estás de acuerdo con su uso. Para saber más, incluyendo como controlar las cookies, mira aquí Política de Cookies.

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar