Cómo dejar a tu pareja luego de que has tomado la decisión?

Al principio, te convenciste de que podrías dar una segunda oportunidad. Pensaste que la solución era posible y que lo único que debías hacer, era persistir. Seguiste en lo mismo, hasta que te diste cuenta que la relación ya no da para más. Has decidido que quieres dejar a tu pareja.

Ya diste el primer paso, la decisión es una parte que requiere de valentía y de sinceridad, porque asumes que los dos deben dejar las cosas hasta donde llegaron. Sin embargo, la situación se complica un poco más porque llevar la decisión a la acción, no siempre es tan fácil como se cree.

Imaginar el momento es doloroso. La sola idea de la incomodidad y la tensión, apenas es soportable. Incluso, algunos preferirán dejar las cosas así… Una actitud que tampoco es favorable.

Armarse de valor para dejar esa relación requiere de reunir toda la fortaleza que se tiene y dar el término que se necesita. Lo importante, es tomar en cuenta que debemos pensar las cosas con responsabilidad y respeto hacia el otro.

Pero cómo dejar a tu pareja una vez que ya tomaste la decisión?

Imagen de Min An en Pexels.com

Sí, la decisión está tomada pero resulta que comienzan a manifestarse una serie de pensamientos que te hacen dudar. “¿Y si le hago daño?” “¿Y si espero un poco más?” “Quizás no estemos tan mal después de todo”. En cada situación hay un dejo de negación de la realidad.

Lo cierto es que retrasar más lo que es evidente, puede ser peor en el futuro. Así que, hay que aceptar sin rodeos que los sentimientos han cambiado y que es momento de cortar por lo sano. ¿No sabes cómo hacerlo? No te preocupes, aquí te decimos cómo:

1. Buscar un momento para conversar

Trata de encontrar un punto en donde tu pareja y tú puedan hablar con tranquilidad sobre la situación. Al momento de conversar, presta atención a los gestos y al lenguaje corporal, puesto que te darán información vital sobre cómo se siente esa persona.

Por otro lado, algunos especialistas indican que lo mejor es hablar de manera pausada y con un tono de voz suave. Hay que mantener la calma en todo lo posible y tratar de recordar que aún esa persona representa algo muy importante para nosotros.

2. Enfrentar la situación evitará heridas profundas

Imagen de Zun Zun en Pexels.com

¿Desaparecer después de la conversación? Más que darle espacio a la otra persona, puede crear un efecto contraproducente: haremos sentir al otro que sus sentimientos no nos importan.

Por lo tanto, tratar de estar disponibles, quizás servirá de método sanador para dejar las cosas lo más claras posibles.

3. Hablar desde la honestidad

Parece mentira pero uno de los errores más frecuentes al momento de hablar de la ruptura, tiene que ver con que no se habla con transparencia sobre los sentimientos y emociones que te han llevado a tomar esa decisión.

Sin duda no es fácil abrirse de esa manera con la pareja, pero hay que tratar de exponer las razones de la ruptura. Recuerda, somos personas adultas y tenemos que comportarnos con madurez y responsabilidad.

4. Tratar de mantener el tono de la conversación

Imagen de Freestocks.org en Pexels.com

Cuando se busca terminar una relación, los motivos pueden ser muchos, por lo que puede ser muy hiriente para la otra persona. Como se trata de un momento particularmente duro, lo ideal es dejar tratar de mantener el control de la situación.

¿A qué se debe esto? Es posible que se incurra al juego de manipulación o, incluso, de las ofensas. Si bien puede ser tentador formar parte de esa discusión, hay que tomar en cuenta que eso no es provechoso en absoluto y que más bien eso sirve como desviación del tema principal.

Si crees que el momento se vuelve incómodo y doloroso, es mejor retomar la conversación para cuando los ánimos se hayan calmado un poco.

5. Mantener distancia de las redes sociales

Bien, es probable que esta situación sintamos la tentación de expresarnos a rienda suelta en nuestras redes sociales. Sin embargo, hay que tener cuidado siempre sobre lo que se dice y cómo se dice.

Dile “no” a las indirectas, chistes, la ventilación de recuerdos o la publicación de imágenes que pueden ser muy dolorosas para tu ex. No lo hagas, respeta tu duelo y el del otro.

6. Mantener la decisión a toda costa

Imagen de It's me nosiam en Pexels.com

El sentimiento de nostalgia nos puede asaltar en cualquier momento. Pensamos en regresar y olvidar las cosas para darles otra oportunidad. Cuando sientas la tentación de hacerlo, tienes que pensar en las razones por las que quisiste terminar la relación, te servirá para mantener la firmeza de tu decisión.

Aunque no lo creas, la ruptura es una gran oportunidad para dar paso a hacer grandes cambios como persona, por uno mismo más que por los demás. Hay que tener presente que siempre se puede mirar el futuro con optimismo y alegría.

Compartir este artículo

Acerca del autor

Dejar un comentario

Este sitio usa cookies. Al continuar usando este sitio, estás de acuerdo con su uso. Para saber más, incluyendo como controlar las cookies, mira aquí Política de Cookies.

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar