7 consejos para prepararte ante una cita a ciegas

Última modificación: Por

Con toda la tecnología que contamos en la actualidad, es prácticamente imposible hablar de cita a ciegas. Antes de encontrarnos con una persona, hacemos la debida investigación para saber un poco más y no llegar desubicados al encuentro.

Lo emocionante –y también intimidante- es que estaremos próximos a encontrarnos con alguien a quien no conocemos, así que no es para menos que comencemos a experimentar una serie de expectativas que pueden confirmarse o desplomarse magistralmente.

Entonces, ¿qué puedes hacer para pasarla lo mejor posible? Aquí en Loventine te daremos algunos consejos que te ayudarán a prepararte de la mejor manera cuando te enfrentes a una primera cita.

7 consejos para afrontar una primera cita a ciegas

Antes de comenzar es importante que te hagas la siguiente pregunta: ¿realmente estás preparado/a para hacerlo? Aunque parece muy simple, vale la pena hacerse esta interrogante porque una cita a ciegas puede tener cualquier tipo de escenarios buenos o malos.

Lo cierto es que en cualquier caso, creemos que es recomendable lanzarse al ruedo al menos una vez porque es una experiencia que nos ayudará tener perspectiva en cuanto a las relaciones que queremos tener.

Imagen de Burst en Pexels.com

1. Cuidado con las expectativas

Lo mencionamos anteriormente. El salir con un desconocido/a nos puede hacer propensos a esperar demasiado sobre ese encuentro. Ojo, eso no quiere decir que no tengas expectativas, eso es inevitable, pero es recomendable que te mantengas lo más realista posible.

Además, una cita a ciegas puede tener dos desenlaces: un éxito rotundo en donde la química es la principal protagonista, o un fracaso épico que tendrás que soportar hasta el final de la noche. Eso sí, no te preocupes porque todos hemos pasado por eso.

Imagen de Christina Morillo en Pexels.com

2. Cuéntale a alguien

A veces queremos reservarnos toda la emoción sobre la cita pero, por cuestiones de seguridad, nunca está demás decirle a alguien con quién y en donde saldrás. Un amigo o familiar podrá rescatarte si las cosas salen mal.

Imagen de rawpixel en Pexels.com

3. No te hagas ver como alguien desesperado

Hay que tener mucho cuidado con este tipo de situaciones, sobre todo si se ha pasado algo de tiempo sin una cita. Sí, es claro que estamos emocionados y que queremos que todo salga bien, pero eso no quiere decir que nos desboquemos y perdamos el objetivo principal de una cita.

Un primer encuentro se trata de conocer y darse tiempo para hablar, no es una ocasión para hablar de matrimonios ni de hijos. Si lo haces, te verás como alguien desesperado y eso no es la idea, podrías perder una gran oportunidad.

Imagen de mentatdgt en Pexels.com

4. ¿Qué hacer cuando las cosas salen mal?

El tema de las citas es una cuestión de probabilidades. Un 50% todo puede salir excelente frente a otro 50% cuyo resultado final sea un mal encuentro. Si pasa lo segundo, tienes que tener presente que nunca debes dejar la cortesía de lado, no pierdas la calma y trata de no demostrar demasiado tu disgusto. Podría ser incómodo.

Por cierto, ¿recuerdas cuando te dijimos que le avisaras a alguien? Bien, si crees que la cita está saliendo mucho peor de lo que pensabas, recurre a una llamada de emergencia a algún amigo o familiar para que te rescaten.

Imagen de Oleksandr Pidvalnyi en Pexels.com

5. No dejes plantado a esa persona

Los inconvenientes pueden surgir en cualquier momento, por ello te recomendamos que notifiques con antelación sobre tu retraso para que la otra persona pueda prepararse sin problemas.

Eso sí, tienes que evitar por sobre todas las cosas el plantar a tu cita. Te hará quedar mal y poco sincero/a. Recuerda que debes ser siempre respetuoso/a y educado/a.

Imagen de Adrienn en Pexels.com

6. Encuéntrese en un lugar público

Si después de tener largas y emocionantes conversaciones deciden encontrarse en persona, no está mal que tomes en cuenta una precaución súper útil. Decidan encontrarse en un lugar público y concurrido para su primera cita.

Esto no quiere decir que siempre tengas que pensar mal del otro, pero imagina que en un lugar demasiado alejado o solo podría hacer sentir incómoda y un poco vulnerable. Es una opción que al final será mucho más agradable para ti.

Imagen de nappy en Pexels.com

7. Mantente abierto/a ante cualquier tipo de conversación

Como ya hemos dicho, las primeras citas son momentos interesantes para conocer realmente lo que quiere una persona. Así que permítete relajarte para que la conversación fluya de la mejor manera. De esa forma, surgirán temas de todo tipo y tendrás la oportunidad de conocer a tu cita un poco más.

¿Por qué es importante? Ambos podrán sentirse más tranquilos y dispuestos en la cita, así que ten presente mantener toda la atención a lo que el otro tenga que decir.

Las citas a ciegas son situaciones cotidianas que nos abren las puertas para conocer a una potencial amistad o relación. Lo importante es tener presente que lo mejor es ser siempre ser nosotros mismos y divertirnos tanto como podamos. Cuéntanos, ¿estás dispuesto a embarcarte a una aventura como esta?

Compartir este artículo

Acerca del autor

Dejar un comentario

Este sitio usa cookies. Al continuar usando este sitio, estás de acuerdo con su uso. Para saber más, incluyendo como controlar las cookies, mira aquí Política de Cookies.

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar