Las verdaderas 5 Preguntas que debes hacerte antes de una primera cita

Estamos a punto de tener nuestra primera cita y veníamos muy tranquilas hasta que de repente los nervios hicieron su aparición y ahora no sólo estamos ansiosas por lo que viene, sino que quizás surgen algunos miedos.

Ambos sentimientos, el miedo y la ansiedad, son normales al momento de conocer a alguien nuevo, y generalmente aparecen porque no sabemos qué esperar. Pensamos en qué cosas deberíamos evitar decir para no causar una mala impresión; si nos va a gustar o no la otra persona; o bien el miedo aparece simplemente porque hemos tenido malas experiencias antes y eso provoca que creamos que ésta cita también podría serlo.

Pero podemos evitar que estas preguntas nos hagan entrar en pánico. Podemos, en cambio, formularnos otras preguntas que nos ayudarán a aclarar qué es realmente lo que nosotros estamos buscando y qué sentido tiene esta cita para nosotros.
De esta manera, antes de hacerte presente en una primera cita, la especialista Jennifer Twardowski te invita a que te preguntes lo siguiente:

     1. ¿Mis expectativas me limitan?

A menudo, solemos crearnos estereotipos y expectativas acerca de qué tipo de persona estamos buscando para que sea nuestro compañero de vida. Y, por lo general, esas expectativas suelen ser altas, lo cual puede interferir de manera inmediata en nuestra percepción sobre nuestra cita, sesgando nuestro juicio. Esto sucede porque solemos crear estos estereotipos basándonos en cuestiones superficiales y no en lo que la persona realmente es.

Lo cierto es que para que logremos conocer a nuestra cita de manera profunda, debemos dedicarle bastante tiempo, y eso se logra con más citas subsecuentes. Y para que ello ocurra, cuando vayamos a la primera cita debemos dejar de lado esos estereotipos y expectativas, estar predispuestos a abrir nuestras mentes, dejando de lado los prejuicios.

  1. ¿Estoy abierta a una nueva relación?

Esta es una pregunta válida en casi todos los casos, pero bastante más cuando se trata de una primera cita después de un divorcio o la ruptura reciente de una relación amorosa. Si una de estas dos opciones se ajustan a tu realidad y todavía estás intentando superar a tu ex, quizás lo mejor sea que te tomes un tiempo para vos, sanar y luego empezar a tener citas. Sobre todo porque es posible que no estés lo suficientemente abierta a conocer a alguien nuevo.

Sin embargo, si crees que tu corazón roto sólo podrá sanar intentando construir una relación nueva, lo más justo para tu cita y para vos es que le expliques cuál es tu situación actual y por lo que estás pasando. De esta manera, tu cita te conocerá un poco más en profundidad.

  1. ¿Estoy buscando alguien que me complete?

Una buena manera de encarar una cita, es tener en claro cuál es nuestro objetivo en primer lugar. ¿Estamos buscando una relación seria? ¿Queremos a alguien que nos ayude a pasar mejor el período de recuperación después de una ruptura? ¿O sólo estamos algo aburridas y queremos agregar un poco de “picante” a nuestra vida cotidiana?

De acuerdo a Jenny, lo único que puede darnos ese tipo de satisfacción es estar bien con nosotros mismos. A partir de allí, de comprender qué cosas existentes en nuestra vida nos dan amor, felicidad y diversión, podremos entender qué buscamos. Quizás, al final, lo que queremos es un nuevo amigo y no una relación.

que debo preguntarme antes de una cita(cc)Alexander Rentsch/Flick

Lo ideal es encontrar alguna actividad para nosotros mismos que amemos, y que nos permita crear amor en varios aspectos de nuestra vida.

Lo ideal es encontrar alguna actividad para nosotros mismos que amemos, y que nos permita crear amor en varios aspectos de nuestra vida. Mientras más cariño transmitimos, más atractivos nos volvemos. Y al final, ese amor retorna en la forma de relación que estás buscando.

  1. ¿Me tengo estima?

El primer paso antes de decidir conocer a alguien nuevo es definir si nos tenemos aprecio, si nos amamos, si creemos en nosotros. No en un sentido egocéntrico y vanidoso, sino en un sentido más profundo, de respeto hacia nosotros mismos. ¿Nos sentimos seguros con la forma en la que somos?

Si no estás segura de tí misma, ni de cuáles son tus necesidades, estar en una relación sólo podría complicar las cosas. De hecho, la baja autoestima suele provocar que permanezcamos en malas relaciones. Preocuparse por el bienestar propio no sólo provoca que estemos cómodos con nosotros mismos, sino que además es percibido por otras personas y eso nos vuelve más atractivos. Haz todo lo que te haga sentir bien: gimnasia, pilates, yoga, maquillarte o usar vestidos. Todo es válido a la hora de estar bien y tranquilo.

  1. ¿Quién quiero ser en la vida?

Lo que queremos para nuestro futuro es un gran determinante a la hora de decidir qué tipo de persona queremos a nuestro lado. Saber cuáles son nuestros intereses, lo que nos apasiona, dónde nos vemos en algunos años. Analizar si lo que estamos haciendo ahora está alineado con lo que buscamos en nuestra visión. Si no lo está, lo mejor sería que intentemos cambiarlo, y que nuestra potencial pareja esté alineada también con ello, volviendo la relación aún más asombrosa.

Si bien estas preguntas no tienen relación directa con lo que implica tener una primera cita, lo cierto es que a la hora de encarar una situación como estas, debemos tener en claro quiénes somos, hacia dónde vamos y qué queremos. De esa manera, las conversaciones se darán un poco más naturales y relajadas, y ambos estarán más abiertos a compartir sus realidades.

Acerca del autor

Comentarios

  1. Jairo barrera Responder
  2. Angelica Rodriguez Responder
  3. Maria Responder

Dejar un comentario

captcha